Miguel Cabrera y el Kid Rodríguez a la carga en el Clásico

AFP

Los grandeligas Miguel Cabrera y Francisco Rodríguez jugarán por cuarta ocasión con Venezuela el Clásico Mundial de Béisbol. Su objetivo: ganar, de una vez por todas, el campeonato esquivo en 2006, 2009 y 2013.

Cabrera y Rodríguez, peloteros de los Tigres de Detroit en las Grandes Ligas, han representado en cada una de las ediciones del torneo a la selección venezolana, siempre entre las favoritas, pero han visto el trofeo parar en manos de Japón (2006 y 2009) y República Dominicana (2013).

El Clásico Mundial-2017 se disputará del 6 al 22 de marzo en cuatro países sede: Estados Unidos, México, Corea del Sur y Japón.

«Vayamos a dar el 100% y a dejar el ego atrás», dijo Cabrera a la prensa en una reciente visita a Venezuela, refiriéndose a la dura competencia interna en un equipo repleto de figuras, con otros astros como Félix Hernández, José Altuve o Carlos González.

Cabrera y Rodríguez quieren dar a los venezolanos motivos para celebrar en medio de una profunda crisis política y económica.

«El deporte une multitudes. Si logramos este Clásico Mundial vamos a dar una gran alegría al país, que la necesita», expresó Cabrera.

«Sería genial que podamos hacer algo que sirva como una pequeña distracción», aseveró por su parte Rodríguez en la web de Major League Baseball (MLB).

Venezuela finalizó en el séptimo lugar en 2006 y culminó en el tercero en 2009. Decepcionó en 2013, eliminada en primera ronda.

– A la cuarta, ¿la vencida? –

Cabrera, inicialista de 33 años, ha sido dos veces Jugador Más Valioso de la Liga Americana y ha conquistado cuatro campeonatos de bateo (incluida la Triple Corona en 2012). Ligó para .316 con Detroit en 2016, con 38 jonrones, 108 carreras remolcadas y 92 anotadas en 158 juegos.

Pero su average en las tres ediciones previas del Clásico Mundial es bajo: .269.

El capitán venezolano conectó para .211 en seis presentaciones en el Clásico Mundial de 2006, con dos cuadrangulares, cinco fletadas y tres anotadas; y para .281 en ocho encuentros en el de 2009, con dos vuelacercas, cuatro remolcadas y cinco anotadas.

Paradójicamente, pese a la prematura eliminación vinotinto, Cabrera dejó promedio de .333 en tres choques en la edición de 2013.

En tanto, Rodríguez es el pitcher activo con más juegos salvados en la Gran Carpa: 430. Ocupa el cuarto peldaño en la lista histórica, tras el mito panameño Mariano Rivera (652), Trevor Hoffman (601) y Lee Smith (478).

Sumó 44 con Detroit en 2016, con 58,1 episodios lanzados en 61 presentaciones, en las que aceptó 45 hits y 24 carreras -21 limpias-, propinó 52 ponches y regaló 21 boletos. Su efectividad fue de 3,24.

En el Clásico Mundial, K-Rod no permitió carreras en tres innings en tres presentaciones en 2006, con un rescate; ni en cinco capítulos y dos tercios en cinco salidas en 2009, con tres salvamentos. Su impecable actuación tuvo freno en 2013, cuando recibió una rayita en 2,1 entradas en dos juegos.

– Leyenda al mando –

Cabrera y Rodríguez, en el Clásico Mundial-2006, coincidieron en la nómina de peloteros con Omar Vizquel, actual mánager de Venezuela, quien como jugador compitió 24 temporadas en las mayores y ganó 11 veces el Guante de Oro como campocorto.

Vizquel sustituyó a Luis Sojo, quien comandó a la Vinotinto en 2006, 2009 y 2013.

«Al señor Omar Vizquel nosotros lo respetamos mucho. Yo le digo ‘La Leyenda’. Él manda», expresó Cabrera.

Venezuela enfrentará en primera ronda a México, Puerto Rico e Italia en la ciudad mexicana de Guadalajara. Los dos mejores del cuarteto avanzarán a segunda fase.

Te podría interesar también