Mercado financiero reduce otra vez expectativa de crecimiento en Brasil al cierre de 2019

// EFE

Mercado financiero reduce otra vez expectativa de crecimiento en Brasil al cierre de 2019



El mercado financiero recortó nuevamente la previsión de crecimiento económico de Brasil para este año, que pasó de 1,23% la semana pasada a 1,13%, según el último boletín del semanario Focus, divulgado por el Banco Central.

Se trata de la décimo cuarta reducción consecutiva que los economistas hacen del Producto Interior Bruto (PIB) de Brasil en lo corrido del año, estimación que refleja la lenta recuperación del gigante suramericano que, tanto en 2017 como en 2018, registró un leve crecimiento de 1,1% después de dos años de profunda recesión.

No obstante, las previsiones del mercado financiero mantuvieron en el 2,50 % la estimativa de crecimiento de Brasil para 2020, 2021 y 2022, de acuerdo con la revista Focus, un documento que recoge la opinión de más de un centenar de instituciones financieras del país y que es divulgado semanalmente por el Banco Central brasileño.

La nueva proyección del mercado se produce luego de que el Gobierno revelara que la economía brasileña, aunque creció un 0,5% entre enero y marzo frente a los tres primeros meses del año pasado, retrocedió un 0,2% respecto al cuarto trimestre de 2018, pujado por los resultados negativos de la industria y el sector agropecuario.

El resultado de abril interrumpió una secuencia positiva que venía desde fines de 2016 en la comparación continua.

De acuerdo con el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE), el PIB de la mayor economía suramericana se situó al 31 de marzo en 1,7 billones de reales (unos 425.000 millones de dólares).

La débil situación económica de Brasil también ha afectado al mercado laboral.

Aunque la tasa de desempleo en Brasil bajó 0,4 puntos porcentuales en el trimestre terminado en abril, y se ubicó en 12,5 %, el índice aumentó 0,5 puntos porcentuales en relación con el trimestre inmediatamente anterior, lo que supone la falta de empleo para 13,2 millones de personas.

Para el actual Gobierno, la situación económica de Brasil solo comenzará a mostrar mejoría si se aprueba una polémica reforma al sistema de pensiones y jubilaciones, considerada como «vital» por el equipo económico de Bolsonaro, para consolidar la confianza de los inversores extranjeros y controlar el gasto público.

La economía del país no ha conseguido retomar el vuelo tras la dura crisis económica de 2015 y 2016, período en que el PIB acumuló una caída de siete puntos porcentuales.

La economía comenzó a recuperarse en 2017, cuando creció un ligero 1,1%, y mantuvo ese misma tasa positiva en 2018, en tanto que los analistas esperan para 2019 una expansión del 1,6%.

Te podría interesar también