Martini Pietri: Arrendadores y arrendatarios deben llegar a acuerdos para gestionar la moratoria

// Por: Reymar Reyes Moncayo

Martini Pietri: Arrendadores y arrendatarios deben llegar a acuerdos para gestionar la moratoria


A pesar de que Nicolás Maduro anunciara la suspensión de los pagos de arrendamientos de viviendas y comercios durante los próximos seis meses en Venezuela, como parte de las medidas económicas para mitigar el impacto de la pandemia de coronavirus, fuentes del sector inmobiliario advierte que la voluntad de las partes suele predominar por encima de las leyes en esta materia, así que los acuerdos particulares prometen distanciarse del reciente anuncio.

Para Aquiles Martini, expresidente de la Cámara inmobiliaria de Venezuela, quienes puedan, asumirán sus responsabilidades económicas y quienes no, llegarán a acuerdos con sus arrendatarios, pues la situación de emergencia sanitaria se presenta a mundial y su impacto sobre la actividad económica es evidente.

Martini, también miembro del consejo consultivo del partido Soy Venezuela, confía en que más allá del anuncio gubernamental, habrán compensaciones y todo tipo de acuerdo: se apelará al sentido de ciudadanía y de responsabilidad.

En palabras de Martini, es allí en donde reside la verdadera esencia de la ciudadanía: se debe  cumplir con las obligaciones adquiridas, siempre y cuando estas no perjudiquen el mantenimiento individual durante la crisis. Hay comercios trabajando durante la cuarentena, en los cuales, por ejemplo, recae la responsabilidad de responder por los arriendos, impuestos y otros compromisos.

El representante inmobiliario destaca que esta situación requiere del entendimiento de la realidad por parte de los involucrados, quienes tendrán que apelar a la solidaridad: ni siquiera en los países en donde se aplicó la moratoria en el pago de arrendamientos se trata de una medida universal, sino de una ayuda para quienes estén en una situación de vulnerabilidad real. Así, en redes sociales ya se han expresado las voluntades de algunos venezolanos de continuar al día con sus pagos -de alquileres y telecomunicaciones-.

Para Martini, las políticas del gobierno aún se mantienen en el plano de la imposición, en lugar de establecerse por la vía del dialogo con los sectores a los que se afecta directa o indirectamente con sus decisiones y es por esto que califica como desestimulantes para el desarrollo de esta actividad económicas las vigentes leyes del sector inmobiliario y  contra la Estafa Inmobiliaria.

Finalmente, «la gente hace lo que le provoca», sostiene Aquiles Martini para agregar que esta ha sido la manera de hacer viable las negociaciónes inmobiliarias: se realizan pagos en dólares y hasta se ignoran algunas directrices de la Superintendencia Nacional de Arrendamientos de Vivienda (SUNAVI).

Aunque no se precisaron datos actualizados sobre la actividad inmobiliaria en Venezuela, Martini refirió, en entrevista a Banca y Negocios, a las estadísticas del Banco Central de Venezuela (BCV) para dar cuenta de lo que ha impulsado el número de alquileres y el precio de los mismos:  en 10 años, la construcción de nuevos inmuebles por parte del sector privado ha disminuido 99%; la inflación de 2019 llegó a  9.585,5% y, por otra parte, la migración venezolana ya contabiliza más de 4,8 millones de venezolanos que abandonaron sus hogares.

Para Martini, la crisis sanitaria provocada por el coronavirus tendrá un efecto negativo sobre la economía mundial, está será peor la venezolana. La economía del país ya se enfrentada una recesión económica prolongada.

No obstante, advierte Martini que durante esta coyuntura, es importante que renazca el valor de la responsabilidad, el respeto hacia los otros y hacia la propiedad privada entre la sociedad venezolana para haber avanzado hacia el desarrollo cuando la situación mejore.

Te podría interesar también