Marchas convocadas por organizaciones de izquierda bloquearon hoy algunos de los principales puntos de Buenos Aires como parte del paro general que los sindicatos convocaron contra las medidas que el Gobierno de Mauricio Macri está implementando para encarar la crisis económica de Argentina.

Decenas de personas ocuparon desde primera hora de la mañana el puente Pueyrredón (una de las entradas a la capital), se congregaron bajo el emblemático Obelisco o acudieron a la Plaza de Mayo, donde se encuentra la Casa Rosada (sede del Ejecutivo).

Entre los presentes en la concentración del Obelisco se encontraba Silvia Saravia, coordinadora nacional del movimiento social Barrios de Pie, quien explicó a Efe que esta manifestación tiene que ver, entre otras cosas, con el acuerdo que el Gobierno está renegociando con el Fondo Monetario Internacional (FMI) esta semana en Estados Unidos.

Con este préstamo, el Ejecutivo busca acelerar las reformas para reducir el alto déficit fiscal al que atribuye la falta de confianza de los inversores y los desequilibrios, pero los sindicatos prevén que supondrá la llegada de fuertes ajustes que afectarán a los más vulnerables.

“Eso se traduce en un ajuste muy fuerte. El presupuesto que planteó en el Congreso Nacional es bastante claro respecto a eso”, expuso Saravia sobre el proyecto de Presupuesto para 2019 que el Gobierno mostró la semana pasada, y recordó que la gente se tiene que enfrentar a “la inflación, al aumento de las tarifas, a la falta de trabajo”.

Por ello, alegó que es necesaria una ley de emergencia alimentaria, “que la garrafa social llegue a todos los barrios” y que “se suspendan los despidos por un año”.

“Que se fortalezcan las pymes, las economías regionales, que se le dé prioridad a la ciencia y técnica, todas áreas en las que este Gobierno esta planteando un presupuesto bajísimo y que como proyecto de país a mediano plazo no tiene perspectiva”, aseguró.

Ofelia Góngora, también de Barrios de Pie, era otra de las cerca de cincuenta personas que se congregaron en la avenida 9 de Julio como parte del paro general, convocado por la Confederación General del Trabajo (CGT).

Ella se mostró convencida de que el Gobierno cerrará el nuevo acuerdo con el FMI pero no por ello ha perdido la fe en el efecto que pueda tener este paro, el cuarto organizado contra el Gobierno de Macri.

“A él (Macri) le interesa gobernar para los ricos. (…) Él decía que pobreza cero. Esa pobreza cero nunca llegó. Al contrario, sigue creciendo la indigencia. Y eso del FMI, sabemos perfectamente que va a pactar pero se está equivocando”, valoró.

Para esta tarde se espera otra manifestación, en esta ocasión frente al Congreso.

Desde el final de la tarde del lunes las seis líneas del metro de Buenos Aires están completamente paralizadas por la adhesión a la medida de los representantes gremiales, y no se activarán de nuevo hasta el filo de la mañana del miércoles.

Durante este paro no funcionarán trenes, autobuses urbanos de corta o larga distancia, cerraron las escuelas, los puertos y los bancos y se espera un servicio mínimo en los hospitales.

Asimismo, también ha habido concentraciones en las provincias de Tucumán (noroeste), San Luis (oeste), Salta (noroeste), Mendoza (oeste) o La Rioja (noroeste).

Comentarios

© Banca y Negocios 2018 | Todos los Derechos Reservados | Ninguna parte de esta página ni las publicaciones que contiene podrá ser reproducida sin autorización