Gobierno pospone la reconversión monetaria al menos por 60 días

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Gobierno pospone la reconversión monetaria al menos por 60 días



El gobierno del presidente Nicolás Maduro acordó con la banca posponer la reconversión monetaria al menos por 60 días y la convivencia del cono monetario nuevo y viejo por un lapso no determinado.

En una reunión de Maduro con la Asociación Bancaria de Venezuela, transmitida por VTV, el presidente de esa organización, Arístides Maza Tirado, solicitó una prórroga de 90 días, tiempo que requieren los bancos para hacer al menos tres pruebas de sus sistemas.

Maza destacó que los bancos han trabajado con empeño desde que se emitió el decreto de reconversión monetaria, pero que no era posible implementarla el próximo 4 de junio y por eso proponían la fecha de 1ero de septiembre.

«Pese a todos los esfuerzos que hemos realizado, a todo el trabajo desarrollado y pese al nivel de logros que se han obtenido, existe un riego muy grande de que no podamos realizar la reconversión monetaria en la fecha fijada (…) a pesar de que estamos casi listos en las actividades tecnológicas, no hemos podido hacer al día de hoy pruebas integrales. En la reconversión pasada hicimos cuatro simulacros, pruebas de todos los sistemas de tal manera que pudiéramos ver que eso iba a funcionar», dijo Maza.

El presidente Maduro respondió a la propuesta de la ABV con otro lapso: 60 días y que la decisión definitiva quedará en manos del Banco Central de Venezuela, que conversará los detalles técnicos con la banca y anunciará la nueva fecha este miércoles 30 de mayo.

«Creo que en 24 horas podemos tener una recomendación en firme, sólida, para anunciarla con decreto firmado y pautas claras para toda la sociedad que está muy pendiente de este tema», dijo Maduro.

Lo que sí quedó establecido es que los billetes actuales y los nuevos convivirán por un tiempo, que no se especificó. Esta medida busca evitar un «estrés de los medios de pago», según dijo Maza.

Fuentes del sector financiero habían informado a Banca y Negocios, que estaba planteado no desmonetizar los billetes del cono monetario actual, ante la tarea de recolectar los 15.900 millones de piezas y la falta de los nuevos para sustituirlas.

Desde que se informó la decisión de quitar tres ceros a la moneda e introducir una nueva familia de billetes, se había advertido lo complicado de emprender una operación de ese tipo de medidas en un tiempo tan corto. De hecho, fuentes de la banca informaron que hasta la semana pasada no habían llegado los nuevos billetes y por ello los cajeros automáticos serían los últimos en adecuarse.

El gobierno anunció el pasado 22 de marzo la decisión de aplicar la segunda reconversión en 10 años, y la presentó como una estrategia para reducir la inflación y facilitar las cuentas en medio de una economía en recesión e hiperinflación.

Por su parte, el presidente del Banco Central de Venezuela, Ramón Lobo, también presente en la reunión, dijo que evaluarán nuevamente el plazo para implementar la reconversión y que el BCV ha venido haciendo todas las adecuaciones tecnológicas necesarias.

Te podría interesar también