Billetes del nuevo cono monetario aún no llegan a la banca

// Ligia Perdomo / @LigiaPerdomo

Billetes del nuevo cono monetario aún no llegan a la banca



A pocos días de la entrada en vigencia de la reconversión monetaria prevista para el 4 de junio, los venezolanos tienen más dudas que respuestas sobre la implementación del proceso que sacará de circulación el cono monetario actual y pondrá en la calle una nueva familia de monedas y billetes que aún no llega a las entidades bancarias.

La incertidumbre no solo se mantiene entre los ciudadanos, muchos de los cuales se hacen eco de cadenas enviadas por redes sociales y que contribuyen aún más a la desinformación, sino entre el mismo sistema bancario que no tiene una directriz del Banco Central de Venezuela (BCV) sobre la logística para recoger los billetes vigentes y despachar los nuevos.

El gobierno anunció en marzo el inicio de una reconversión que eliminará tres ceros a la moneda para facilitar las transacciones económicas y comerciales, y simplificar los sistemas de cómputos y registros contables. Sin embargo, la medida no resuelve el problema de fondo que es la hiperinflación, causada por la creación indiscriminada de dinero, coinciden economistas, dirigentes empresariales y parlamentarios.

Los bancos trabajan contrarreloj en la adecuación de sistemas para estar a tono el 4 de junio. «Se trata de adaptaciones básicas que tienen a los técnicos trabajando hasta los fines de semana», dijo una fuente de una de las instituciones privadas del sector.

Los cambios apuntan a la plataforma tecnológica de las entidades y sus páginas web, así como las redes de interconexión con el BCV, la cámara de compensación y la electrónica.

Freddy Márquez, vicepresidente de Tecnología del Banco de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Banfanb), indicó en conversación telefónica con Banca y Negocios, que el proceso técnico consiste en efectuar programaciones a nivel de aplicaciones que dan soporte a la intermediación financiera.

Aunque la adecuación se lleva a cabo de acuerdo con lo establecido, el caso de los cajeros automáticos es diferente. Al no estar disponible el cono monetario los equipos dispensadores de billetes no pueden ajustarse. «Sin el papel moneda no pueden calibrarse», señala una de las fuentes de un banco privado.

Márquez, de Banfanb, dice que se está a la espera del billete para conocer la base del papel y hacer las pruebas en los cajeros. No obstante, aseguró que esa entidad ya diseñó el algoritmo y está lista para la reconversión monetaria.

Desde varios sectores se ha solicitado la suspensión o el diferimiento de la reconversión monetaria ya que observan como imposible desmonetizar el actual cono monetario el 4 de junio y del cual, las piezas de Bs 100 representan 40,1% del total de billetes en circulación.

A pesar de que esa especie sigue siendo de curso legal, los comercios se niegan a recibirla ante la proximidad de la entrada en vigencia de la nueva familia de billetes. Lo mismo ocurre con los otros de denominaciones menores. Solo las estaciones de gasolina aceptan el papel marrón en virtud del subsidio que mantiene el precio del combustible de 91 octanos en Bs 1 por litro y a de 95 octanos en Bs 6 por litro.

No hay nada oficial hasta el momento, pero existe la posibilidad de que el BCV se vea obligado a demorar el arranque del proceso de reconversión ante los retrasos en la salida de los nuevos billetes y el corto plazo para retirar la enorme cantidad de billetes en circulación, poco más de 15.000 millones de unidades al cierre de abril, según estadísticas del BCV.

Si la medida se suspende temporalmente, Márquez sugiere que la nueva fecha coincida con el inicio de mes por un tema contable, de corte de cuentas. «Para aplicar los cambios es importante que se tenga en cuenta un fin de mes», dijo.

Los ajustes de adecuación incluyen data histórica, contable, administrativa y financiera de cara al cliente de manera tal que el banco se acople a la nueva estructura.

Te podría interesar también