Maduro da lapso de 72 horas a embajadora de la UE para que abandone Venezuela

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Maduro da lapso de 72 horas a embajadora de la UE para que abandone Venezuela



El Gobierno venezolano dio un lapso de 72 horas a la embajadora de la Unión Europea (UE), Isabel Brilhante Pedrosa, para que abandone el país, en respuesta a las sanciones aplicadas por el organismo europeo a 11 venezolanos vinculados con Nicolás Maduro, lo que el gobernante calificó como «acciones injerencistas del organismo financiero».

«Le doy 72 horas a la embajadora de la Unión Europea para que abandone Caracas, que se vaya. Ya basta de supremacismo colonialista. Ya basta. Se le prestará un avión para que salga del país. Si no nos quiere, si no respeta a Venezuela, que se vaya», afirmó el jefe de Estado desde el Palacio de Miraflores, en Caracas.

Maduro enfatizó que las sanciones de la UE a funcionarios públicos, busca generar miedo y amenazar a los representantes que decidan inscribirse para participar en los comicios parlamentarios que, aseguró, deben llevarse a cabo este año «tal y como lo establece la Constitución».

De igual forma, exigió respeto por parte de los 27 países que forman parte de la UE, que ha sancionado a más de 30 funcionarios públicos del país.

La Unión Europea impuso este lunes 29 de junio sanciones a 11 venezolanos, en su mayoría por acciones contra la oposición al gobierno de Nicolás Maduro, entre ellos Luis Parra, que disputó la presidencia del parlamento de mayoría opositora a Juan Guaidó en enero.

Entre los sancionados también se encuentran Franklyn Duarte, primer vicepresidente del Poder Legislativo y José Gregorio Noriega, segundo vicepresidente del organismo público.

De igual forma, se suman a la lista el contralor General de la República y presidente del Consejo Moral Republicano, Elvis Amoroso, y los dirigentes Jorge Márquez, Juan José Mendoza, Farik Mora, Dinorah Bustamante, José Adelino Ornelas, Tania Díaz y Gladys Requena.

La decisión, publicada en el Diario Oficial de la UE, eleva a 36 el número de personas sancionadas por, a juicio del bloque, socavar la democracia, el Estado de Derecho y los derechos humanos en Venezuela, país sumido en una crisis política y económica.

Venezuela se convirtió en 2017 en el primer país latinoamericano sancionado por la UE que, desde entonces, ha impuesto también un embargo de armas. Las medidas, que son «reversibles», buscan promover una solución pacífica a la crisis en el país.

Los 27 países, cuya política exterior se decide por unanimidad, son reticentes a elevar la presión al máximo, con sanciones a Maduro, para no cerrar canales diplomáticos, pese a que Estados Unidos y los opositores le piden una posición más dura.

Te podría interesar también