Los beneficios de Goldman Sachs entre enero y septiembre cayeron un 17 %

// EFE

Los beneficios de Goldman Sachs entre enero y septiembre cayeron un 17 %


El grupo financiero estadounidense Goldman Sachs anunció este martes que en los primeros nueve meses de este año su beneficio neto cayó un 17 % respecto al mismo período de 2018, hasta 6.549 millones de dólares, por debajo de las expectativas de los analistas, lastrado por su división de inversiones y préstamos.

La principal firma de banca de inversión e institucional del país, con sede en Nueva York, señaló que entre enero y septiembre pasados su beneficio neto por acción fue de 16,31 dólares, frente a los 19,21 dólares que tuvo en los primeros nueve meses de 2018, un 15 % menos que cuando ganó 7.921 millones de dólares.

La facturación de Goldman Sachs, por su parte, cayó un 7 % a nivel interanual, hasta alcanzar los 26.591 millones de dólares en los tres primeros trimestres del año.

Respecto al tercer trimestre de 2019, el período que más seguían hoy los analistas de Wall Street, Goldman Sachs tuvo unos beneficios netos de 1.877 millones de dólares, un 26 % menos que en el mismo trimestre del año pasado, cuando obtuvo 2.524 millones.

Los ingresos trimestrales descendieron un 6 % respecto al mismo periodo de 2018, hasta 8.323 millones de dólares, y el beneficio trimestral por acción fue de 4,79 dólares -los analistas esperaban 4,81 dólares- frente a los 6,28 dólares que tuvo en el tercer trimestre del año pasado, un 24 % menos.

Las acciones de Goldman, que ha comunicado que reserva 291 millones de dólares para pérdidas crediticias en el trimestre, disminuyeron un 1,1 % en las operaciones electrónicas previas a la apertura del parqué neoyorquino.

El director ejecutivo de Goldman Sachs, David Solomon, dijo en una nota que los resultados de la entidad hasta el tercer trimestre «reflejan la fortaleza subyacente de nuestra franquicia global de clientes y su capacidad para producir resultados sólidos en el contexto de un entorno operativo mixto».

A su juicio, Goldman continúa cumpliendo sus «prioridades estratégicas, incluida la inversión en importantes oportunidades de crecimiento en nuestros negocios existentes y nuevos».

Pero entre sus cuatro negocios principales, la división de inversiones y préstamos del banco fue la que no cumplió con las expectativas de los analistas en gran medida. La división produjo 1.680 millones en ingresos, una caída del 17 % respecto al año anterior.

Una de las iniciativas clave de Solomon desde que hace un año se hizo cargo de la entidad ha sido una revisión interna de las operaciones del banco, lo que ha provocado la salida de varios ejecutivos de la entidad.

La revisión, destinada a aumentar los retornos de los accionistas en el banco con sede en Nueva York, también ha tomado más tiempo de lo prometido inicialmente, lo que ha generado impaciencia entre los inversores ansiosos por un resurgimiento en Goldman.

Otra área que los inversores analizarán es la participación del banco en WeWork y otras participaciones que perdieron valor en el tercer trimestre.

Te podría interesar también