Line completa en Tokio la mejor salida a bolsa del año en todo el mundo

Banca y Negocios @bancaynegocios

El operador de mensajería instantánea Line brilló hoy en su estreno en el parqué de Tokio, lo que, sumado a su brillante debut casi simultáneo en Wall Street confirma la mejor salida a bolsa en lo que va de año en todo el mundo y el apetito del mercado por las tecnológicas.

Las acciones de la compañía nipona, rival asiática de WhatsApp, cerraron en Tokio en 4,345 yenes (36.91 euros), un 31.6% más con respecto a su precio de salida, mientras que sus títulos neoyorquinos superaron el valor inicial en un 26.61% hasta quedar en 41.58 dólares (37.34 euros).

De este modo, la empresa habría logrado captar en total unos 132,000 millones de yenes (unos 1,120 millones de euros) y alcanzar un valor de capitalización de aproximadamente 912,000 millones de yenes (unos 7,745 millones de euros), certificando el mayor estreno bursátil global del año.

Intenciones globales

Line ha sido la primera compañía nipona en salir simultáneamente a bolsa en Tokio y Nueva York, en lo que parece una decisión destinada a extender su marca más allá de Asia.

«(Esta operación) es una muestra de nuestra firme resolución por querer tener usuarios de Line en todo el mundo», dijo a este respecto el presidente de la corporación, Takeshi Idezawa, en una rueda de prensa celebrada hoy en la capital japonesa.

Tal y como apuntaba la sobredemanda de sus títulos antes de que éstos empezaran a cotizar, la acogida que ha tenido en Wall Street ha sido aún mejor que en Japón, algo destacable si se tiene en cuenta lo poco conocido que es Line entre el público estadounidense.

Este servicio de mensajería para teléfonos inteligentes es uno de los muchos e importantes competidores del líder mundial en este sector, WhatsApp, aunque por delante tiene otras varias aplicaciones similares en la lista de las más utilizadas (Line es la séptima más usada del mundo).

Su captación de nuevos clientes se ha estancado en el último año, sus 218 millones de usuarios activos mensuales apenas se comparan con los 1,000 millones de WhatsApp y, a excepción de Indonesia, sus otros tres principales mercados, Japón, Taiwán y Tailandia, no presentan un especial potencial de crecimiento.

Todo esto llevó a muchos analistas a mostrar un escaso entusiasmo por la salida a bolsa de la compañía, subsidiara del gigante de internet surcoreano Naver, y a dudar de que consiguiera finalmente captar un volumen de capital sustancioso para extender operaciones.

Más eficaz al monetizar sus usuarios

No obstante, Line sí parece mostrarse más eficaz que sus competidores a la hora de generar beneficios a partir de sus usuarios, ya que, pese a ser gratuita, permite descargar previo pago desde emoticonos a videojuegos.

Según la memoria de la entidad, facturó en 2015 unos 1,020 millones de euros, de los que una cuarta parte procedieron exclusivamente de la venta de estos emoticonos, llamados «pegatinas».

La expresividad y originalidad de su gama original de «pegatinas» -actualmente se envían unos 389 millones al día- ha generado tal fiebre que Line ha abierto 45 tiendas, la mayoría en Asia, que comercializan desde peluches a cuadernos de los personajes.

Además, los productos con la cara del oso Brown, el conejo Cony o la gata Jessica parecen funcionar especialmente bien en el siempre suculento mercado chino (donde Line ha abierto una cuarta parte de estos establecimientos y donde, paradójicamente, la descarga de la aplicación está bloqueada).

Más que las nuevas vías que la compañía tokiota ha explorado en los últimos tiempos -como una aplicación para localizar taxis u otra para descargar música que cerró por deficitaria- parece ser el filón original de las «pegatinas» lo que ha atraído con tal entusiasmo las compras.

Los inversores que han pugnado por hacerse con una fracción de los 35 millones de acciones que Line ha puesto desde hoy en circulación así parecen creerlo.

Te podría interesar también