Lento retorno al trabajo en una China paralizada por la epidemia

// AFP

Lento retorno al trabajo en una China paralizada por la epidemia


Cerca de la Gran Muralla, el albergue de la familia Li no tiene ningún huésped, y el supermercado vecino está vacío. En una China paralizada por la epidemia del coronavirus, la reanudación de la actividad económica prevista este lunes se anuncia sumamente lenta y complicada.

Habitualmente, en las vacaciones del Año Nuevo lunar, el albergue de la granja Yingfangyuan, rodeado de idílicas colinas nevadas al norte de Pekín, está repleto.

«Tenemos hasta diez mesas de clientes en esta época», dice la dueña, Wang Li, de 35 años.

«Pero ahora no hay nadie» se lamenta la mujer a la AFP.

Las vacaciones del Año Nuevo, que empezaron el 24 de enero, se han ampliado más allá de los siete días feriados iniciales para intentar frenar le epidemia del coronavirus, al incitar a la gente a permanecer en el lugar donde se hallaba.

En casi toda China, empresas y fábricas solo podían volver a la actividad a partir del 10 de febrero.

Pero para Wang, como para numerosas empresas familiares en todo el país, será complicado recuperar las pérdidas, sobre todo en un contexto en que persisten las restricciones a viajes y desplazamientos.

En la localidad vecina de Heishanzhai, controles de carretera impiden el acceso, con la esperanza de impedir la propagación del virus.

Yang, gerente del supermercado local, tiene acumuladas grandes reservas de caquis, regalo tradicional de Año Nuevo. «Este año, nadie visita a nadie» dice, sombrío.

– Fiebre de teletrabajo –

Igual ocurre en las grandes ciudades. Son rarísimos los clientes en los centros comerciales. La popular cadena de ‘fondue’ Haidilao mantiene cerrados de forma indefinida el centenar de restaurantes que posee.

Es cierto que en Pekín o Shanghai, el tráfico volvía a ser algo denso este lunes, tras dos semanas de interrupción casi total, pero seguía aún lejos de su flujo habitual.

La municipalidad de Shanghai alienta a favorecer el trabajo a distancia. El viernes, la Cámara de comercio estadounidense de esta ciudad, indicó que de las  127 empresas sondeadas entre sus miembros, 60% de ellas prevé imponer el lunes «un teletrabajo obligatorio», Casi todas autorizan a trabajar a domicilio

El banco de Cao privilegia los horarios alternos: una parte de los empleados acude por la mañana, y el resto del efectivo por la tarde, pese a que ello «complica nuestro trabajo, pues debemos acceder a los sistemas informáticos».

Ejemplo de esta fiebre por el teletrabajo es la aplicación de comunicaciones y audioconferencias en empresa, DingTalk, que la semana pasada anunció cerca de 200 millones de usuarios activos conectados.

– Cuarentena –

En esas condiciones, con los transportes aun perturbados, es difícil evaluar cuándo los 300 millones de trabajadores migrantes, que viajaron a sus regiones de origen para las vacaciones de Año Nuevo, podrán –y querrán– volver a sus fábricas o lugares de trabajo.

El gigante taiwanés de la electrónica Foxconn, principal ensamblador de iPhones, anunció que imponía una cuarentena a sus trabajadores que volvían a su fábrica gigante de Zhengzhu (centro). Y de conformidad con las consignas oficiales, Foxconn mantenía cerradas el lunes sus fábricas chinas, según el medio japonés Nikkei.

En el sector del automóvil, las fábricas de la coempresa  Volkswagen-SAIC no reanudarán su actividad antes del lunes 17 de febrero, salvo un sitio en Shanghai abierto este lunes, según un portavoz del constructor alemán.

Las fábricas chinas del estadounidense Ford abren progresivamente a partir del lunes, pero el grupo prevé volver progresivamente a la actividad normal al cabo solamente de varias semanas, según un portavoz.

En cambio, la salida del túnel se anuncia todavía lejana para los sitios industriales de Wuhan, ciudad totalmente paralizada y epicentro de la epidemia.

Es cierto que el comercio en línea podría beneficiarse de la situación, pero el retorno a la normalidad logística es aquí también delicado: la firma de entregas Shentong Express explicó haber «reanudado sus actividades en el conjunto de su red» pero advirtió que reservaba la prioridad a las entregas de material médico.

Te podría interesar también