Las inversiones chinas en Estados Unidos bajaron en un 20 % en el primer semestre

// EFE

Las inversiones chinas en Estados Unidos bajaron en un 20 % en el primer semestre


La inversión directa no financiera proveniente de China en Estados Unidos cayó en torno a un 20 % durante el primer semestre de 2019 y muestra una «tendencia decreciente», informó el Ministerio de Comercio chino.

Durante una rueda de prensa, el portavoz del Ministerio de Comercio, Gao Feng, achacó el descenso a que «Estados Unidos ha intensificado su revisión de la inversión de las empresas chinas basándose en la supuesta ‘seguridad nacional'».

El vocero acusó a Washington de «expandir deliberadamente el alcance de las revisiones» y, por tanto, de «restringir la inversión de las empresas chinas en Estados Unidos».

«El abuso de las revisiones de seguridad nacional por parte de Estados Unidos ha provocado mayor incertidumbre e inestabilidad en el ambiente de inversión en Estados Unidos -agregó-, afectando seriamente a la confianza de los inversores» en el país.

Gao recordó que «Estados Unidos ha indicado repetidamente que da la bienvenida a la inversión china», y mostró su esperanza de que «esas intenciones no se queden solo en palabras», ya que la inversión china «es igual a la (proveniente) de otros países».

«Esperamos que Estados Unidos trate a los inversores chinos de manera justa y de acuerdo al principio de no discriminación, que mejore la transparencia de sus revisiones de seguridad (…) y que cree un entorno inversor bueno, estable y predecible», reclamó.

La cifra del 20 %, aunque referida al primer semestre de 2019, está muy lejos del 88 % que, según informaciones de medios estadounidenses que citan un informe del gabinete estratégico Rodhium, habría bajado la inversión china en Estados Unidos entre 2017 y 2018.

En la misma rueda de prensa, Gao fue preguntado si las empresas chinas han vuelto a retomar las compras de productos agrícolas estadounidenses, una de las principales quejas del Gobierno dirigido por Donald Trump en el marco de la disputa comercial que ambos países libran desde marzo de 2018.

«Hay un gran potencial de demanda de mercado para productos agrícolas de alta calidad en China. Algunas empresas chinas quieren continuar importando productos agrícolas estadounidenses, y ya se han producido consultas y se han firmado contratos de acuerdo a las leyes del mercado», apuntó el portavoz.

Esto, no obstante, no tiene «relación directa» con que ambas partes hayan retomado las negociaciones comerciales, aclaró Gao.

La delegación estadounidense visitará Shanghái para una nueva ronda de tratativas que se celebrará entre los próximos días 30 y 31 de julio.

Esta será la primera negociación cara a cara entre ambos equipos después de que Trump y su homólogo chino, Xi Jinping, acordasen retomar las conversaciones tras la ruptura en mayo.

Te podría interesar también