Un estudio publicado en la revista británica Nature determina que las reacciones inflamatorias pueden cambiar las células inmunitarias del cerebro a largo plazo, lo que significa que tienen “memoria inmunológica”.

Esta memoria “puede influir en la progresión de los trastornos neurológicos” y, por lo tanto, se convierte en “un factor previamente desconocido que podría influir en la gravedad de estas enfermedades”, indica el estudio.

Científicos del Centro Alemán de Enfermedades Neurodegenerativas (DZNE), del Instituto Hertie para la Investigación Clínica del Cerebro (HIH), en Berlín, y de la Universidad germana de Tubinga han sido los encargados de elaborar el estudio, liderado por el doctor Jonas Neher.

“Los estudios epidemiológicos han demostrado que las enfermedades infecciosas y la inflamación sufridas durante la vida pueden afectar posteriormente a la gravedad de la enfermedad de Alzheimer”, indicó Neher.

Comentarios

© Banca y Negocios 2018 | Todos los Derechos Reservados | Ninguna parte de esta página ni las publicaciones que contiene podrá ser reproducida sin autorización