La UE abrió una investigación sobre uso de datos comerciales por Amazon

// AFP

La UE abrió una investigación sobre uso de datos comerciales por Amazon


La Comisión Europea anunció este miércoles la apertura de una investigación sobre el uso de datos comerciales por parte de la compañía estadounidense Amazon en su plataforma «Marketplace», para determinar si infringe las reglas europeas de competencia.

Bruselas busca «determinar si el uso por parte de Amazon de datos sensibles procedentes de minoristas independientes», que pueden vender sus productos en «Marketplace» donde Amazon también comercia los suyos, «viola las normas de competencia de la UE», indicó en un comunicado.

Amazon ejerce un «doble papel como plataforma», ya que por un lado vende sus productos en su sitio web como minorista y pone a disposición de vendedores independientes espacios en su «Marketplace» para que vendan sus productos a los consumidores, según el ejecutivo comunitario.

Las primeras pesquisas de la Comisión revelaron que «Amazon utiliza información sensible desde el punto de vista de la competencia que afecta a los vendedores de ‘Marketplace’, sus productos y sus transacciones», por lo que decidieron abrir una investigación en profundidad.

La investigación se centrará ahora en estudiar el tipo de acuerdo cerrado entre la empresa de Estados Unidos y los vendedores minoristas, así como el papel de los datos de la selección de los ganadores de «Buy Box», una sección esencial para los vendedores de «Marketplace».

«El comercio electrónico ha estimulado la competencia al por menor, ha ampliado la oferta y bajado los precios», aseguró la comisaria de la Competencia, Margrethe Vestager, asegurando que buscan impedir la desaparición de estos beneficios mediante prácticas anticompetitivas.

La empresa estadounidense se comprometió en un comunicado a cooperar «plenamente» con la Comisión Europea en la investigación y a seguir «trabajando duro para apoyar a las empresas en todos los tamaños y ayudarlas a crecer».

Amazon ya fue objeto de una investigación del ejecutivo comunitario que en 2017 le urgió a devolver a Luxemburgo 250 millones de euros por ventajas fiscales indebidas.

Te podría interesar también