La OPEP ya está pensando en precios del petróleo a 70 dólares

// Bloomberg



En la última reunión de la OPEP, allá por mayo, varios ministros de petróleo estaban hablando casualmente alrededor de  50 dólares por barril como un buen precio para el crudo. A medida que el petróleo ha subido, las evaluaciones de los ministros de la OPEP de un «precio justo» para su crudo probablemente también hayan aumentado, y eso podría ponerlas en desacuerdo con su principal socio no perteneciente a la OPEP: Rusia.

La OPEP mantiene en evaluación progresiva lo que se ha venido conociendo como precio justo para el petróleo. El precio correcto siempre parece ser un poco más alto que el precio actual, sin importar su valor. Eso fue cierto en la década de 1990, cuando el petróleo costaba alrededor de 20 dólares por barril. También fue cierto a principios de 2008, poco antes de que Brent alcanzara los 150 dólares el barril. En retrospectiva, algunos miembros de la OPEP aceptaron que el petróleo por encima de 100 dólares era anormal. El Secretario General Mohammad Barkindo escribió en julio de 2016 que el «aumento vertiginoso de los precios» en 2008 era «insostenible» y probablemente perjudicial para la economía mundial. Y aunque nadie en la OPEP todavía está hablando de 100 dólares como precio justo, es de esperar a que nadie vaya a hablar de 50 dólares tampoco, reseñó Bloomberg.

No hay nada de malo en la aspiración, pero parece que las lecciones del pasado reciente están siendo rápidamente olvidadas. La codicia de la OPEP por mantener los precios del petróleo por encima de 100 dólares el barril después de 2011 jugó un papel importante en el auge del petróleo de esquisto (en inglés: shale oil) estadounidense y el posterior desplome de los precios en 2014. Volver a enfocarse en un precio cada vez más alto corre el riesgo de desencadenar otro boom de producción insostenible.

El aumento de los precios del petróleo permitirá a las empresas enfocadas en el shale aumentar las operaciones con el consecuente aumento de producción.

Las aspiraciones de un precio más alto del petróleo de algunos países de la OPEP pueden chocar con su principal partidario externo, Rusia. A Moscú le preocupa que los precios suban demasiado, incluso sugiriendo que 60 dólares serían suficientes para justificar el abandono del acuerdo de producción. El ministro de Petróleo dijo el jueves que la OPEP y sus socios aún tienen cinco meses para decidir si extender el trato y que cualquier extensión debe justificarse por las condiciones del mercado más cercanas al momento.

Te podría interesar también