La OPEP concluye su primer análisis sobre cómo responder al coronavirus

// EFE

La OPEP concluye su primer análisis sobre cómo responder al coronavirus



Un comité técnico de países de la OPEP y de sus aliados (OPEP +), presidido por Arabia Saudí y Rusia, concluye este miércoles en Viena una reunión de dos días para analizar el impacto del coronavirus sobre el mercado petrolero y las posibles respuestas.

Según diversas fuentes, la OPEP + discute recortes más profundos en la producción del crudo para evitar un exceso de oferta, causada por una caída del consumo a raíz del brote mundial de coronavirus y la desaceleración de la demanda en China.

Algunos miembros de la OPEP defienden esos recortes adicionales para detener el más reciente descenso de los precios, pero otros productores parece que no lo tienen tan claro.

Según avanzó EFE Dow Jones, algunos plantearon el martes, al inicio de la reunión de Viena, un posible recorte de la producción de entre 800.000 y 1.000.000 de barriles al día (mbd) para hacer frente a la caída de los precios.

En la víspera del encuentro se había especulado con una eventual reducción de solo medio millón de barriles diarios para hacer frente al previsible descenso de la demanda mundial por las restricciones chinas al comercio y los viajes por el virus.

También estaba previsto que las delegaciones hablen en este encuentro a puerta cerrada sobre si adelantar la reunión ministerial de la OPEP y de OPEP +, programada para el 5 y 6 de marzo próximos.

En diciembre los diez socios de la OPEP y otros 13 aliados, encabezados por Rusia, acordaron en Viena -en su última reunión ministerial- profundizar, de 1,2 a 1,7 mbd, un recorte del bombeo durante el primer trimestre de 2020 para mantener los precios.

China, la segunda economía mundial, es el principal impulsor de la demanda de crudo y la OPEP + es su principal mercado.

El gigante asiático es el mayor importador mundial de crudo con unos de 10 mbd y más de dos tercios de ese crudo provienen de la OPEP y de sus aliados.

Los principales crudos internacionales se han desplomado en enero entre un 15 y 20 % por los temores a que la economía china se gripe y eso afecte al crecimiento y al consumo mundial de petróleo.

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró el martes con un nuevo descenso del 1 % y se situó en 49,61 dólares el barril, por debajo de la barrera psicológica de los 50 dólares, algo que no sucedía desde hace más de un año.

El precio del petróleo de la OPEP se situó el martes en 54,66 dólares por barril, un 1,5 % menos que la jornada anterior, con lo que ha perdido desde el pasado 6 de enero un 22 %.

Mientras, la petrolera británica BP prevé que el brote de coronavirus reduzca la demanda mundial de petróleo entre 300.000 y 500.000 barriles al día en 2020.

Antes de la epidemia, los analistas de BP esperaban un aumento del consumo de 1,2 millones de barriles diarios.

Te podría interesar también