La ONU está preparada para enviar ayuda a Venezuela si el gobierno lo pide

// AFP

La ONU está preparada para enviar ayuda a Venezuela si el gobierno lo pide



Las agencias de las Naciones Unidas están preparadas para enviar una ayuda de urgencia a Venezuela siempre y cuando el gobierno esté de acuerdo, como lo indicó el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres.

El líder de la oposición, Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por unos 40 países, reclama una ayuda urgente para Venezuela.

«Es urgente aumentar la ayuda humanitaria», afirmó a la AFP un portavoz de la ONU en Ginebra.

La Unicef y la Organización Panamericana de la Salud, antena hemisférica de la Organización Mundial de la Salud (OMS), están presentes en Venezuela, pero implementan programas de desarrollo o prevención.

«Muchas de las agencias de la ONU están intensificando su asistencia», dijo el portavoz.

Sin embargo, el Programa Alimentario Mundial (PAM), agencia encargada de encaminar víveres en los países en crisis o en conflicto, no está presente en Venezuela, que atraviesa una grave crisis económica.

Por su parte, Juan Guaidó, que se proclamó presidente interino el 23 de enero pasado, intenta organizar la llegada de una ayuda internacional más allá de lo que diga el presidente Nicolás Maduro.

«En un correo, enviado en respuesta a Guaidó el 29 de enero pasado, el Secretario General de la ONU Antonio Guterres declaró que las Naciones Unidas estaban preparadas a aumentar sus actividades en Venezuela en materia de asistencia humanitaria y desarrollo», explicó el portavoz de la ONU.

«Sin embargo, agregó que para eso la ONU necesitaba el acuerdo del gobierno», indicó el portavoz.

El parlamento venezolano, única institución en manos de la oposición, aprobó esta semana un plan estratégico para la distribución de víveres y medicamentos enviados por Estados Unidos y Canadá desde Colombia y Brasil, países fronterizos con Venezuela.

– ‘Neutralidad’ –

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) duplicó su presupuesto anual destinado a Venezuela, pero se niega a quedar enredado en los enfrentamientos políticos.

La Cruz Roja venezolana, que insistió en su «neutralidad», dijo que estaba lista para distribuir la ayuda una vez que ingrese a Venezuela.

Actualmente hay «unos 2.600 voluntarios y empleados de la Cruz Roja» para administrar ocho hospitales, 33 centros ambulatorios y «garantizar los primeros auxilios», dijo a la AFP en Ginebra un portavoz de la Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR).

«Trabajan también con las comunidades y las poblaciones desplazadas para entregarles agua, mejorar las condiciones de higiene y las instalaciones sanitarias, prevenir las enfermedades y prepararse para situaciones de urgencia», agregó.

Activa desde 2015 en algunas regiones de Venezuela, la ONG Médicos Sin Fronteras (MSF) tiene equipos «listos para reaccionar cuando sea necesario», dijo su portavoz Etienne L’Hermitte.

Según Guaidó, «hay entre 250.000 y 300.000 venezolanos en riesgo de muerte».

El presidente Maduro rechazó en varias ocasiones el envío de cualquier ayuda humanitaria a Venezuela que considera un medio para facilitar una invasión militar dirigida por Estados Unidos para derrocarlo.

Sin embargo, la oposición sigue determinada a hacer ingresar la ayuda estadounidense y canadiense y Guaidó emplazó a los militares a que la dejen entrar.

Los habitantes de Venezuela, país petrolero, está enfrentado a graves penurias de víveres y medicamentos y a una hiperinflación.

Maduro denuncia por otra parte las sanciones internacionales que afectan a Venezuela.

Las organizaciones humanitarias tienen dificultades para establecer cuáles son las necesidades reales de Venezuela.

«No tengo un análisis de la situación en el país porque no hay cifras oficiales disponibles y no estamos presentes en todo el país», dijo el portavoz de MSF.

«El gobierno es consciente de nuestra voluntad de aportar ayuda. El Programa Alimentario Mundial de la ONU sigue de cerca la evolución de la situación y está lista para entrar cuando sea autorizado», declaró a la AFP el portavoz  Herve Verhoosel.

«Estamos pre posicionando los víveres en la frontera», explicó el portavoz, que agregó que la agencia reforzó su personal en las zonas fronterizas.

Te podría interesar también