La desvalorización de propiedades en las Pymes

// Claudio Viloria, Contador Público


Durante los últimos años el auge de la pequeñas y medianas empresas ha sido galopante, debido a la volatilidad del mercado venezolano, muchas personas se han visto en la necesidad imperante de formar sus propias empresas o “unidades de producción”, con capital propio para poder salir adelante.

Según estándares internacionales una pyme debe poseer características propias o similares a: un número de trabajadores no mayor a los 250, mantener niveles aceptables de ingresos al menos similar a las 25.000 unidades tributarias mensuales, además de otros aspectos de infraestructura y capacidad de producción para poder calificar como tal.

Sin embargo en Venezuela esta empresas han emergido de manera audaz, de igual modo el lapso de vida promedio de las mismas es aproximadamente de 4 o 5 años, esto aunado a un sinfín de vertientes que desencadena las debilidades de la economía nacional.

Ahora bien enfoquémonos en las propiedades que debe poseer una pyme, pues cualquier que sea su actividad y su entorno de desarrollo: (un restaurante, panadería, taller mecánico, laboratorio clínico, colegio privado, supermercado o empresa del ramo de la construcción,) debe poseer propiedades, plantas y equipos para poder gestionar el buen funcionamiento de sus actividades comerciales.

Las propiedades a lo largo de su uso sufren desgaste o mejor conocido como depreciación, en términos contables, este activo cada vez que es utilizado se desgasta, lo cual va a traer como consecuencia o colocación de nuevas piezas, o elementos de esas misma propiedad para poder funcionar, o finalmente deba ser desincorporado de la compañía.

En la actualidad un número significativo de empresa ha debido cerrar sus puertas por no poder soportas los embates de la economía, otras aún sobreviven padeciendo estas situaciones en particular, en oportunidades las piezas utilizadas por las propiedades en uso en la empresas no se encuentran en el país, por lo cual las pymes deben hacer una inversión significativa para adquirir ese producto

La realidad es que en esta economía, donde existe control cambiario y el acceso a las divisas es limitado, los gerentes juegan un rol significativo para ofrecer alternativas a las organizaciones, entre ellas acudir a financiamientos externos, como créditos comerciales ante las bancas publicas o privadas, lo cual trae como consecuencia una disminución relevante de la liquidez empresarial, en otros casos las empresas que no tengan accesos a estas fuentes deben recurrir al mercado cambiario planteado por el gobierno nacional para intentar obtener algunas divisas para solventar esa situación.

La realidad es, que las pymes generan grandes perdidas en reparación, mantenimientos y desincorporación de propiedades esto afecta de manera amplia la situación financiera de la misma haciéndola más débil y menos competitiva ante la competencia en el mercado.

Te podría interesar también