La crisis de Boeing se incrementa  y castiga a las acciones

// AFP

La crisis de Boeing se incrementa  y castiga a las acciones


La presión sobre Boeing aumentó el lunes cuando nuevos documentos sembraron más dudas sobre la vuelta al servicio de su avión estrella 737 MAX y creció el reclamo por cambiar la dirección del gigante aeronáutico estadounidense.

Por segundo día consecutivo, las acciones cayeron luego que la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) censuró el viernes duramente a Boeing por retener durante meses documentos necesarios para las investigaciones de los dos accidentes con aviones 737 MAX que mataron a 346 personas.

La reprobación de la FAA se suma a que todos los 737 MAX del mundo están impedidos de volar desde hace siete meses y llevó a que Wall Street rebajara la calidad de la compañía en tanto incrementó la posibilidad de que se detenga totalmente la producción de ese aparato.

La junta de directores debería cerrar a ultima hora del lunes una reunión de dos días antes de divulgar sus resultados trimestrales esta semana y además deberá comparecer ante el Congreso a finales de mes.

A comienzos de octubre, Boeing despojó a su jefe ejecutivo Dennis Muilenburg de su título de presidente y eso avivó la especulación de que podría dejar la compañía.

Los nuevos documentos que salieron a luz generaron interrogantes sobre cuánto sabía Boeing sobre los defectos implicados en los accidentes de los vuelos de Lion Air y Ethiopian Airlines y si la empresa informó debidamente a las autoridades.

El banco de inversiones UBS rebajó en 95 dólares a 375 la meta del valor de la acción debido al «potencial patinazo» del calendario del 737 MAX, los cuales están tierra desde mediados de marzo.

Otra demora en normalizar la situación «bien podría significar» una pausa en la producción de ese avión que es el de mayor venta de Boeing, dijo UBS.

Previamente Boeing había considerado que la suspensión de la producción podría ser un posible pero no probable curso de acción. La detención de la fabricación de esos aparatos supondría perjuicios tanto al personal como a los proveedores de la empresa.

El viernes las acciones de Boeing cayeron 6,8% en Wall Street y al promediar el lunes perdían en torno a 3%.

Te podría interesar también