La Bolsa de Buenos Aires rebota y sube 8,5% en la apertura

// EFE

La Bolsa de Buenos Aires rebota y sube 8,5% en la apertura



La Bolsa de Comercio de Buenos Aires abrió este miércoles en alza, con un amplio rebote de un 8,5% de su principal índice, en el primer día hábil con cuarentena total obligatoria por el coronavirus en Argentina tras permanecer cerrada lunes y martes por celebrarse días festivos.

El índice S&P Merval subía en la apertura un 8,54 % hasta las 25.929,76 unidades, impulsada por el alza generalizada en los mercados internacionales luego de las fuertes caídas registradas la semana pasada a causa de la desaceleración económica global que genera la pandemia de COVID-19.

El S&P BYMA Índice General trepaba por su parte un 8,15 % a 1.087.926,88 puntos.

Entre las acciones más favorecidas por el rebote de cotizaciones se destacan las de YPF, la principal productora de hidrocarburos y controlada por el Estado, que luego de un fuerte derrumbe en las últimas ruedas subía hoy un 14,70 %, y las de Pampa Energía, con un alza en la primera hora de 15,57 %.

La prima de riesgo de Argentina mantenía este miércoles la tendencia alcista y se ubicaba en 4.330 puntos, un 0,80 % por encima del cierre anterior.

En el mercado de divisas, en las primeras operaciones al por mayor se registró un aumento de la cotización del dólar a 64 pesos, mientras que al público se comercializaba a 60 pesos para la compra y 65 pesos para la venta en el Banco Nación, la principal entidad financiera estatal.

La recuperación de los mercados tiene lugar en medio de las medidas del Gobierno nacional para asistir a los sectores más vulnerables y de las primeras ayudas a la industria y el comercio para paliar el impacto de la cuarentena obligatoria en la Argentina para frenar el contagio de coronavirus, que podría agravar la recesión que atraviesa el país desde hace casi dos años.

En tanto, el Ministerio de Hacienda ultima los detalles de la oferta que realizará a los acreedores privados para reestructurar 68.842 millones de dólares de la deuda soberana emitida bajo legislación extranjera, en medio de la incertidumbre en la economía global por los efectos de la pandemia de COVID-19.

Te podría interesar también