Instrumentos financieros

// Johnny Zafra R.

Instrumentos financieros



En el mercado financiero se pueden conseguir infinidad de productos representados en instrumentos. Estos se pueden clasificar mayormente en instrumentos de renta fija y de renta variable. Los primeros son aquellos cuyo rendimiento y vencimiento está predeterminado, mientras que en los títulos de renta variable no. Como ejemplo de títulos de renta fija se encuentran los instrumentos bancarios clásicos como cuentas de ahorro, cuentas corrientes, certificados a plazo fijo, así como también otros títulos como letras del tesoro, papeles comerciales y bonos públicos y privados, y sus homólogos en los mercados internacionales.

Por su parte, los títulos de renta variable, por su naturaleza, generalmente se cotizan en mercados secundarios como las bolsas de valores, por ejemplo, acciones emitidas por empresas, los bonos públicos y privados, que son instrumentos de largo plazo.

Un título de renta fija puede convertirse en renta variable, en el momento que es vendido en un mercado secundario. Para ejemplificar, un bono emitido por un gobierno, es un título de renta fija por definición, porque tiene un vencimiento y rendimiento conocido por el comprador con antelación. En el momento que el comprador inicial desea vender dicho título a otro inversionista, con el fin de obtener liquidez, se activa un mercado secundario, y el precio de ese título comienza a depender de las cotizaciones de su valor en cada periodo de tiempo.

Estas cotizaciones del mercado secundario lo convierten en un título de renta variable, y el interés periódico generado por el título, pasa a ser un componente en la formación del precio del mismo en un momento dado. El rendimiento efectivo de un título de renta variable viene dado por la diferencia de precios entre el momento de la compra y el de la venta, más los intereses o dividendos generados, entre esas fechas de compra y venta. Obviamente, este hecho hace que las operaciones en títulos de renta variable tengan mayor riesgo, a la hora de diseñar una cartera de inversión, y debe ser tomado en cuenta por el inversionista, de acuerdo a su perfil psicológico.

En Venezuela los títulos de renta variable se cotizan en la Bolsa de Valores de Caracas, y en la Bolsa Pública de Valores Bicentenaria, esta última, principalmente títulos emitidos por el estado.

 

Te podría interesar también