El Presidente de la  República acaba de convocar a una Asamblea Nacional Constituyente “Comunal” y “Popular”. Aunque en la actual Constitución no existe tal clasificación en lo que concierne a la convocatoria de una Constituyente, ya el jefe de Estado designó una comisión que en el término de 15 días debe dar a conocer la propuesta para el funcionamiento del organismo que redactará la nueva constitución, si se cumple con todos los requisitos necesarios.

Pero más allá de la discusión alrededor de la legalidad y constitucionalidad de la propuesta, ¿qué significa en realidad este llamado? ¿Cuáles son sus verdaderas motivaciones político-electorales? ¿Cómo se compagina esta iniciativa con el complejo momento que vive la economía venezolana? ¿En qué forma se relaciona con el apretado calendario de compromisos crediticios que enfrentan la República y Pdvsa?

A través del Informe Privado Semanal de Aristimuño Herrera & Asociados hemos enviado un número extraordinario la tarde de este martes en que se analizan algunos de los aspectos antes mencionados de la nueva Constituyente. Con ello se busca ofrecer referencias a nuestra base de suscriptores, que ya cuenta con estos materiales.

El pasado viernes hicimos llegar a nuestros suscriptores igualmente un Informe titulado “Manual para la supervivencia del Sector Privado“, con énfasis en las consecuencias que encaran las empresas ante el nuevo aumento de salario y la profundización de las políticas económicas.

Si aún no conoce nuestros productos por suscripción, le invitamos a consultar nuestros planes para determinar el que mejor pueda adaptarse a sus necesidades.

Comentarios