Informe Especial | Deuda venezolana: las malas decisiones ya están pasando facturas

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Informe Especial | Deuda venezolana: las malas decisiones ya están pasando facturas



Las malas decisiones se pagan. Las facturas llegan sin atenuantes y sin importar la situación del acreedor. La reciente decisión del banco de inversión J.P. Morgan de eliminar de sus índices las cotizaciones de los bonos de la República y Pdvsa es el indicio más reciente y grave de una situación de insolvencia que este país no había padecido desde principios del siglo XX.

La recuperación del crédito externo del país será una ardua y conflictiva tarea que se deberá enfrentar en el momento en que se decida, por cualquier vía, con el fin de poner esta economía en orden. Será, además, una labor estratégica, porque las empresas van a necesitar, en un escenario distinto, apalancarse en el exterior y el riesgo-país no puede ser una losa pesada para impulsar las exportaciones de manera definitiva.

Los bonos de Pdvsa están convertidos en activos “basura” que se están comprando como componentes de portafolios de alto riesgo, por parte de bancos de inversión asiáticos y fondos de cobertura que están ofreciendo pagar 15 centavos de dólar por unidad, apostando por alguna solución a la crisis actual.

La deuda total, según la cifra más reciente que maneja la Asamblea Nacional, fue reestimada al alza en unos 160.000 millones de dólares, lo que representa un pasivo prácticamente impagable para el Fisco Nacional sin un intenso y complicado proceso de renegociación, que tenga como palanca de esta negociación una sólida recuperación de Pdvsa, en sus más amplias alternativas.

La situación planteada por el litigio incoado por la minera canadiense Crystallex contra la República es evidencia de lo que podemos llegar a enfrentar. Venezuela tiene igualmente litigios pendientes con empresas transnacionales expropiadas, compañías que reclaman pasivos por dólares no liquidados, corporaciones con atrasos superiores a 5 y hasta 10 años por deudas por suministros que, sumados a los bonistas cuyos títulos están en default, representan una gravísima amenaza contra cualquier estrategia de recuperación de la economía.

En el Informe Privado de esta semana, Aristimuño Herrera & Asociados analiza la perspectiva de la renegociación de la deuda externa en un escenario político que tendrá casi tantas complejidades como el actual. Sin duda, este será uno de los grandes problemas que enfrentará el país en el futuro, y con graves implicaciones para los negocios.

Los invitamos a suscribirse al Informe Privado para estar al día con la dinámica económica del país y las tendencias que la mueven. Si desea conocer más acerca de este y el resto de nuestros productos y servicios de consultoría, le invitamos a consultar nuestros planes de suscripción para que pueda seleccionar el más adecuado a sus necesidades y así empezar a disfrutar todos los viernes, de esta información de alto impacto para los hombres de negocios.

Te podría interesar también