Indígenas y gobierno llegaron a acuerdo para levantar protesta en Colombia

// AFP

Indígenas y gobierno llegaron a acuerdo para levantar protesta en Colombia


El presidente de Colombia, Iván Duque, informó este sábado que su gobierno llegó a un acuerdo con los indígenas para que levanten la protesta que mantiene bloqueada desde hace tres semanas una importante vía del suroeste del país, donde se han presentado fuertes choques con la fuerza pública.

«Hemos llegado a acuerdo responsable, cumplible, dentro de las realidades fiscales con la minga indígena del Cauca. A partir de hoy se inicia desbloqueo de Vía Panamericana que afectó a miles de personas en la región», escribió el mandatario en Twitter.

Duque indicó que el «objetivo fundamental» de lo pactado busca «solucionar problemas que históricamente se habían quedado sin resolver, por exceder la capacidad de cumplimiento del Estado y porque los compromisos adquiridos en el pasado sobrepasaron la realidad fiscal».

El presidente aseguró que para cumplir con esas promesas se destinaron unos 262 millones de dólares para construir viviendas nuevas, mejoras en salud, proyectos productivos, infraestructura vial y mayor seguridad.

Los recursos están consignados en el Plan Nacional de Desarrollo, la hoja de ruta de cada gobierno y que deberá ser aprobado por el Congreso.

Duque no se refirió a otros reclamos considerados centrales por los aborígenes, como la adjudicación de tierras, el cese de la violencia contra sus líderes ni la concreción de reformas rurales derivadas del pacto de paz con la exguerrilla FARC.

«Hemos hecho un acuerdo presupuestal, no es el 100%, pero creemos que es realizable, que es medible», dijo Neis Oliverio Lame, consejero mayor del Consejo Regional Indígena del Cauca, en rueda de prensa.

Lame aseguró que el martes se reunirán en la región con Duque «para debatir» en torno a temas territoriales, derechos humanos, reformas legislativas y de seguridad.

Los indígenas convocaron la minga, como también se conoce a la protesta, hace tres semanas en la Vía Panamericana, que conecta a Colombia con Ecuador, y hace dos semanas dialogaban con el gobierno.

Los manifestantes exigían hablar directamente con Duque sobre el incumplimiento de convenios asumidos por otros gobiernos.

Pero el mandatario se rehusó a ir a la zona hasta que los protestantes despejaran la vía, cuyo bloqueo provocó desabastecimiento y afectaciones en la movilidad en regiones del oeste y suroeste del país.

Durante las tres semanas de protestas se presentaron enfrentamientos entre la fuerza pública y los indígenas, que dejaron al menos un manifestante y un policía muerto y docenas de heridos.

Los indígenas, que representan al menos el 3,4% de los 42 millones de colombianos, se han organizado para exigir derechos y denunciar crímenes y atropellos, con protestas que se han tornado frecuentes en los últimos años.

Te podría interesar también