Implicaciones del anuncio de la «petro-moneda»

// Bloomberg y Aristimuño Herrera & Asociados


En su programa de televisión del domingo, Maduro anunció que Venezuela crearía su propia «petro-moneda», respaldada por reservas en petróleo, gas, oro y diamantes. Permitirá al país  «avanzar en la soberanía monetaria, llevar a cabo sus transacciones financieras para superar el bloqueo financiero», dijo Maduro.

«Esto nos permitirá avanzar hacia nuevas formas de financiamiento internacional para el desarrollo social y económico del país», dijo

El anuncio de Maduro se produce en momentos en que el bitcoin, la principal de las criptomonedas, se aprecia aceleradamente en los mercados financieros internacionales. Mientras la moneda venezolana está en caída libre, las criptomonedas como el bitcoin van precisamente en la otra dirección. Y allí, el presidente Nicolás Maduro ve una salida a los males económicos del país.

Bitcoin subió el viernes después de que CME Group Inc. y Cboe Global Markets Inc. dijeron que ofrecerán contratos de futuros tan pronto como este mes, coronando una semana sin precedentes. La semana pasada, la moneda digital más grande del mundo subió un 30 por ciento, alcanzando un récord de $ 11,434 el 29 de noviembre. Esa remontada se da al aprobar las autoridades de EEUU el lanzamiento de futuros sobre el bitcoin, lo que se ha entendido como un paso más hacia su oficialización.

Hans Humes, presidente y director ejecutivo de Greylock Capital Management, señala que las criptomonedas pueden ayudar a Venezuela a evitar las sanciones.

Habrá que ver si finalmente la criptomoneda “Petro” se implementa o no, en un momento en que el bolívar está muy devaluado y los venezolanos están muy angustiados por la escasez y altos precios de alimentos y medicinas.

Al respecto José Guerra ha señalado con respecto a la petro-moneda: “No veo ningún futuro en esto”.

Recomendamos su lectura: Seis cosas que debe saber sobre el bitcoin

Las criptomonedas generalmente no están respaldadas por ningún Gobierno o Banco Central. Bitcoin ya tiene muchos seguidores entre los venezolanos expertos en tecnología que buscan eludir el control de cambio para obtener dólares o hacer compras en internet.

Recordemos que el bitcoin no está solo, en el mercado. Existen hasta dieciséis criptomonedas por encima de los mil millones de capitalización, y muchas más por debajo de ese nivel. El ethereum o el litecoin son de las más conocidas. Últimamente, el ethereum ha protagonizado varias ICO (Initial Coin Offering), operaciones de financiación que han despertado recelos por su rápido crecimiento y estar basadas en criptomonedas.

Los planes de Venezuela de emitir una criptomoneda son una advertencia temprana de un ataque contra el sistema financiero global dominado por Occidente, señala Bloomberg. Las monedas digitales administradas por gobiernos podrían perturbar el dominio de los Estados Unidos.

El anuncio del presidente venezolano, Nicolás Maduro, probablemente refleja el pensamiento de otros regímenes. La posibilidad de quebrar sanciones y, en general, de encontrar una forma de trabajar fuera del sistema financiero global dominado por Occidente, hace que las criptomonedas sean atractivas para las naciones no occidentales, y más aún para los regímenes deshonestos y dictatoriales. Incluso para los países que no están en peligro de ser sancionados, la creación de sus propias criptomonedas sería una forma de sacudirse el dominio occidental y dejar de jugar según las reglas establecidas en Washington, Frankfurt o Londres, al menos cuando estas reglas parezcan onerosas. China, que ha luchado durante años para que el yuan sea reconocido como una moneda de reserva y que todavía golpea muy por debajo de su peso en instituciones financieras globales como el Fondo Monetario Internacional, está trabajando en su propio experimento de cadena de bloques.

Las autoridades monetarias rusas, planean emitir un cripto rublo en el futuro cercano, justo cuando el gobierno de Estados Unidos considera sanciones al estilo venezolano contra la deuda rusa, como así como en contra de una lista potencialmente larga de «oligarcas» amistosos con el régimen ruso.

Pero si Venezuela crea una criptomoneda para la cual el Banco Central de Venezuela (BCV) tendrá un libro mayor centralizado, podrá emitir deuda en esta moneda («petro-moneda») a la vez que proporcionará una capa de anonimato para los inversionistas. El intercambio del petro venezolano aún requeriría algún tipo de interfaz con el sistema financiero mundial existente.

Sin embargo, la evidente incompetencia económica del gobierno hace que sea difícil acceder a un proyecto tan ambicioso.

Te podría interesar también