#Impeachment Republicanos podrían aprobar presentación de nuevas pruebas contra Trump

// Banca y Negocios @bancaynegocios

#Impeachment Republicanos podrían aprobar presentación de nuevas pruebas contra Trump


Los abogados del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se aprestan a cerrar su defensa en el juicio político en curso en el Senado, en medio de nuevas revelaciones que parecen atentar contra su objetivo de lograr una rápida absolución del mandatario.

Los demócratas quieren que el ex asesor de Seguridad Nacional John Bolton preste declaración sobre las negociaciones de Trump con Ucrania, y varios senadores republicanos han manifestado su interés en ese testimonio.

«Creo que es cada vez más probable que otros republicanos se unan a quienes pensamos que deberíamos escuchar a John Bolton», dijo el senador republicano y ex candidato presidencial Mitt Romney, uno de los pocos integrantes de ese partido que se han atrevido a criticar abiertamente al presidente.

Un llamado a Bolton o a otros testigos podría estirar el juicio y echar por tierra los esfuerzos del líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, de cerrar el asunto sobre el final de esta semana.

La Casa Blanca quiere que el próximo discurso sobre el Estado de la Unión, previsto para el próximo 4 de febrero ante una sesión bicameral del Congreso, se realice con un Trump absuelto y el impeachment cerrado.

Chuck Schumer, líder de la minoría demócrata en la Cámara alta, acusó al gobierno de Trump y a McConnell de buscar un «juicio muy corto e increíblemente apresurado», con el fin de evitar la posible aparición de nuevas pruebas en contra del presidente.

La sombra de Bolton cubre el juicio contra el presidente tras las revelaciones hechas por The New York Times sobre los contenidos de un libro del ex asesor de Seguridad Nacional, de próxima publicación, en el que supuestamente habría información que podría dañar seriamente a la defensa de Trump.

Según el diario, en el borrador de su libro, Bolton escribió que Trump le dijo en agosto que la ayuda militar a Ucrania estaba sujeta a que Kiev investigara al ex vicepresidente Joe Biden -su posible rival demócrata en las presidenciales de noviembre- y a su hijo Hunter.

La supuesta retención de Trump a la ayuda militar para beneficiarse en la carrera presidencial estuvo en el centro de la acusación de la Cámara de Representantes -controlada por los demócratas- contra el presidente por abuso de poder y obstrucción al Congreso.

«NUNCA le dije a John Bolton que la ayuda a Ucrania estaba vinculada a las investigaciones de los demócratas, incluidos los Biden», tuiteó Trump el lunes. «Si John Bolton dijo esto, fue solo para vender un libro», agregó.

– 16 horas de interrogatorio –

Los abogados de Trump concluyen este martes su defensa ante los 100 senadores, tras una sesión que comenzó a las 13H00 (1800 GMT).

Una vez que hayan finalizado, los parlamentarios tendrán 16 horas para presentar sus preguntas por escrito a la defensa y a los siete congresistas que actuaron en la acusación.

El presidente de la Corte Suprema de Estados Unidos, John Roberts, quien preside el juicio, será quien lea las preguntas en voz alta.

A continuación, se espera que el Senado discuta si debe citar o no a testigos.

Los republicanos ostentan una mayoría de 53 bancas contra 47 para los demócratas en el Senado. Aunque se requieren 67 votos para destituir a Trump, alcanza una con una mayoría simple -lo que implicaría al menos cuatro votos republicanos- para dar luz verde al testimonio de Bolton y de otros altos funcionarios.

El lunes, los abogados de Trump apuntaron contra los Biden, argumentando que el pedido de investigación del presidente estaba motivado por sospechas de corrupción y no con fines políticos.

La Casa Blanca apeló para la defensa del millonario republicano a dos abogados de alto perfil, Ken Starr -quien lideró la investigación del impeachment contra Bill Clinton en 1998- y Alan Dershowitz, experto en derecho constitucional de la Universidad de Harvard.

– Abogados estrellas –

Dershowitz ha hecho una carrera defendiendo a clientes polémicos y posiciones antipopulares. Entre la lista de quienes han contado con su servicios figuran la ex estrella del fútbol americano acusado de homicidio O.J. Simpson y el millonario acusado de abuso sexual de menores Jeffrey Epstein.

Según él, el caso presentado por la Cámara de Representantes es «inconstitucional» y se puede equiparar a una usurpación del poder por parte del Congreso.

Además, intentó restarle importancia a las revelaciones de The New York Times sobre el libro de Bolton. Dijo que nada de lo que allí figura implicaría una ofensa que amerite un impeachment, «aunque fuera cierto».

Por su parte, Starr argumentó que este esfuerzo por expulsar a Trump de la Casa Blanca era inconstitucional porque, a diferencia de los casos de los presidentes Richard Nixon (en 1974) y Clinton, los artículos de acusación no representan un crimen real.

«El impeachment debe ser bipartidista por naturaleza», argumentó, y parafraseó a los abogados de la Casa Blanca cuando dijeron que compete a los votantes, no al Congreso, decidir en las elecciones de noviembre si debe continuar o no en el gobierno.

Te podría interesar también