Guaidó: «no participaremos en ninguna elección que no signifique una salida real a la crisis»

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Guaidó: «no participaremos en ninguna elección que no signifique una salida real a la crisis»



El presidente de la Asamblea Nacional y mandatario interino reconocido por más de 50 países, Juan Guaidó, señaló que no descarta ningún mecanismo para resolver con urgencia la crisis del país, siempre que el costo social sea el más bajo posible, y vaticinó que si no existe una solución rápida habrá al menos 8 millones de migrantes venezolanos en 2020.

En una entrevista con el periodista Andrés Openheimer, en CNN en Español, Guaidó dijo que las sanciones internacionales deben profundizarse, especialmente de Europa para terminar de cerrar el cerco alrededor de Nicolás Maduro, de manera que «no pueda bypassear las sanciones de Estados Unidos, para que no se sigan robando los recursos del país».

El parlamentario en rol de presidente interino señaló que la crisis venezolana es una crisis regional de grandes proporciones, porque -denunció – se debe investigar el apoyo del gobierno de Maduro a la guerrilla colombiana, a grupos paramilitares, e incluso a elementos del Hezbollah que estarían actuando en el territorio nacional.

– Cubanos dirigen la represión –

El presidente de la AN señaló que en Venezuela operan entre 2.000 y 3.000 funcionarios cubanos que dirigen y participan en las actividades de represión y persecución política en el país. «Más allá de los médicos y profesores, debemos tener en Venezuela entre 10.000 y 15.000 cubanos, pero muchos de esos médicos y técnicos se han ido, han huido de la crisis, pero quedan estos elementos que son activos para la persecución y la represión», dijo.

Cuando Openheimer le preguntó sobre las opciones de algunos elementos radicales de oposición que hablan de «resistencia armada contra los ejércitos de ocupación», Guaidó se desmarcó de salidas extremas, pero dejó claro que se está «enfrentando una dictadura» y no espera que Maduro tenga una «epifanía» y abandone el poder voluntariamente. Por eso, «no podemos descartar mecanismos, siempre que sean con el menor costo social posible y constitucionales, porque ya la crisis es muy grave».

– Oslo es un mecanismo más –

Para Juan Guaidó los diálogos moderados por el gobierno noruego representan un mecanismo más, como la presión interna, la presión internacional, los trabajos del Grupo de Lima y del Grupo de Contacto de la Unión Europea.

Dejó claro que seguirá respaldando esta iniciativa, siempre que sea útil. «No confiamos en el régimen, no creemos en la dictadura, y no nos vamos a prestar a ninguna farsa, como las que ya han ocurrido en el pasado. Ahí está el caso de Dominicana. No vamos a caer en eso».

Sobre la Fuerza Armada Nacional señaló su confianza en que existen elementos que aspiran una transición real, así como dentro del mismo sector oficialista. «No hemos llamado a la Fuerza Armada a una cosa distinta que ponerse del lado de la Constitución. El gobierno de Maduro fue elegido de una manera ilegítima. No les hemos pedido que den un golpe de Estado».

– Elecciones con o sin Maduro –

Juan Guaidó, presidente de la AN y mandatario interino reconocido por más de 50 naciones, no respondió con claridad a la pregunta simple de si estaría dispuesto a participar en un proceso electoral presidencial pactado con Nicolás Maduro en el control del gobierno. Advirtió que un proceso semejante «no sería competitivo».

Manifestó que existe una grueso número de condiciones para llegar a unas elecciones, como la designación de un nuevo CNE, la estricta supervisión internacional, la participación de los venezolanos en el exterior, entre otras.

Lo que sí dejó claro es que la oposición que lo respalda no participará «en ninguna elección que no contribuya a resolver efectivamente la crisis», en alusión a la posibilidad de que se adelanten las elecciones parlamentarias.

Guaidó, en varios tramos de la entrevista con el periodista argentino Andrés Openheimer, reiteró la denuncia sobre la represión, la persecución, la prisión de parlamentarios, entre otras violaciones a los Derechos Humanos y políticos que se registran en Venezuela.

«No puede haber elecciones competitivas si las candidaturas no son libres, sino que las determina el régimen, a través de inhabilitaciones o de sanciones a partidos políticos», señaló.

– La presión es la única salida –

Guaidó evalúo la volátil situación política de América Latina y dijo, concretamente, que los apoyos «vienen y van». Destacó que México parece ser actualmente más neutral que pro Maduro, y sobre la posibilidad de que el peronismo regrese al poder en Argentina, señaló que espera que exista la consciencia de lo que pasa realmente en Venezuela.

«Tenemos una emergencia humanitaria compleja que, de continuar, puede terminar en una tragedia humanitaria más grave que la de Siria. El flujo migratorio de venezolanos representa un impacto importante en América Latina. Tiene que haber la claridad de que hay que recuperar a Venezuela, porque de lo contrario habrá una situación muy grave. En Maracaibo hay menos luz que en Alepo, hay niños que mueren de hambre, gente que no consigue los medicamentos que necesita».

– «Si me detienen» –

Preguntado por Openheimer sobre qué pasaría si, finalmente, el gobierno de Maduro lo detiene, Guaidó advirtió que esa sería una situación extrema que podría desatar una presión sin precedentes, sobre todo en el frente internacional.

«Vivimos en una dictadura y corremos todos los riesgos, incluso de vida, pero tenemos que seguir adelante con la ruta trazada».

Te podría interesar también