Goldman Sachs: un iPhone de 1.000 dólares tendrá un impacto positivo en las cuentas de Apple

// Banca y Negocios @bancaynegocios


Para Goldman Sachs ha llegado el momento en el que un teléfono móvil valga casi tanto como una onza de oro. Será el iPhone 8, cuya salida al mercado podría darse incluso en el último trimestre de este año. De hecho, la versión más cara, rondaría los 1.100 dólares, según las previsiones del banco de inversión norteamericano.

Este precio, lejos de alejar a los consumidores, tendrá un impacto positivo en las cuentas de la compañía dirigida por Tim Cook, ya que daría movimiento al calendario próximo de Apple, que tiene en este segmento en torno al 63% de sus ingresos. No obstante, como es habitual en la de Cupertino, no ha trascendido nada sobre las fechas previstas para la salida, ni los detalles (como el precio) del propio dispositivo.

Para Goldman, atendiendo a sus expectativas en cuanto a las características técnicas del teléfono, debería tener un precio base de 999 dólares, un precio nunca antes visto en la marca de la manzana. Para los analistas del banco, esto tendría varias consecuencias, casi todas positivas para Apple.

La primera, y más obvia, en su cuenta de resultados. Mientras que el consenso de analistas estima que el beneficio por acción (BPA) ascenderá a 10,4 dólares en 2018, Goldman es mucho más optimista, y lo ve en los 11,5 dólares, desde los 11 dólares que calculaba anteriormente, es decir, que tendrá un impacto positivo de algo más de un 4,5% el año que viene. También espera que aumente el BPA en 2019 hasta 11,75 dólares, un 4% superior a las expectativas anteriores.

Todo se basa en que, desde Goldman, prevén que el año que viene el 43% de todos los móviles que venda Apple serán de este modelo, lo que incrementará el precio medio de venta (PMV) hasta los 763 dólares, un 16% más que el esperado para este año y un 13% superior al calculado por el consenso de los analistas.

La segunda consecuencia, se verá en el parqué de la bolsa de Wall Street, añaden desde Goldman, que han aumentado el precio objetivo de las acciones de la compañía un 3,6%, hasta los 170 dólares, por lo que le otorgan un potencial alcista del 11,1% desde los niveles actuales.

Este techo es más alto del que le concede la media de los analistas encuestados por Bloomberg, cuyo consenso sitúa el precio objetivo de Apple en los 163 dólares, un 6,7% por encima de la cotización de sus títulos que, eso sí, se han revalorizado más de un 30% desde que comenzase el año alcanzando máximos históricos en las últimas semanas.

El único aspecto ligeramente negativo que Goldman destaca en torno al juego de especulación que supone el nuevo iPhone 8 es la contracción de su margen bruto de beneficio, reseñó El economista.es.

¿Cómo puede el móvil más caro del mercado tener un margen menor que otros más económicos? La explicación está en los propios componentes, tal y como explica en su informe Goldman Sachs, ya que sus precios están aumentando. Además, espera que los tipos de cambio entre divisas tampoco jueguen a su favor. Así, estima que el margen caerá del 37,5 al 37,1%.

Te podría interesar también