Gobierno argentino firma un acuerdo social con empresarios y gremios

// EFE

Gobierno argentino firma un acuerdo social con empresarios y gremios



El nuevo Gobierno argentino firmó un acuerdo social con empresarios, sindicatos y organizaciones sociales en la Casa Rosada en Buenos Aires para atender la emergencia social, buscar una solución sustentable al endeudamiento público y poner en marcha un Consejo Económico y Social.

El pacto social fue logrado pocas semanas después de la asunción del nuevo presidente argentino, el peronista Alberto Fernández, el 10 de diciembre pasado, y luego de que consiguiera la promulgación en el Congreso de una ley de emergencia pública con un amplio paquete de medidas de ajuste económico.

– Compromiso por el desarrollo y la solidaridad –

El denominado «Compromiso argentino por el desarrollo y la solidaridad» tiene como fin generar consensos de largo plazo para superar la «grave fragilidad económica y social» que atraviesa la Argentina y dar respuesta de forma urgente a la «trágica deuda social con los argentinos y argentinas que sufren hambre y problemas de alimentación».

El documento establece asimismo como tema prioritario la creación de un Consejo Económico y Social que impulse un «esquema equitativo y sustentable de actualización de haberes jubilatorios y tarifas de los servicios públicos», que fueron congelados por 180 días en la ley de emergencia pública sancionada días atrás por el Congreso.

Fernández afirmó que la meta del acuerdo es «lograr un diálogo franco» sobre los problemas que afronta la nación sudamericana.

«Estamos en un país que lleva dos años consecutivos de caída del consumo y más de veinte meses de caída de la actividad industrial, y esto hay que revertirlo rápidamente: el modo es que los industriales inviertan, que la industria crezca, que podamos exportar, que de ese modo generemos trabajo, que la economía vuelva a moverse como todos soñamos, y la idea es que lo hagamos entre todos», instó el mandatario peronista.

– Superar la crisis y el hambre con nuevos empleos e inversiones –

La agenda del acuerdo prevé la creación de empleos de calidad, alentar la inversión productiva y las exportaciones de valor agregado, facilitar el acceso al crédito bancario para la vivienda y la producción, así como promoción de las pequeñas y medianas empresas.

La economía argentina está en recesión desde abril de 2018, en una crisis con altos niveles de inflación -que en noviembre registró un alza interanual del 52,1 %-, un aumento del desempleo y cerca del 40 % de la población sumida en la pobreza.

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, subrayó este viernes que el compromiso apunta a atender «la urgencia que tiene que ver con el hambre y la falta de trabajo» y generar políticas a mediano plazo, con el eje puesto en la producción.

«Argentina tiene que crecer. Hay mucho para trabajar pero estamos reconstruyendo la Argentina de abajo hacia arriba», remarcó el ministro en la conferencia de prensa conjunta que brindó con el dirigente de la Confederación General del Trabajo, Héctor Daer; y el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo.

– Argentina reafirma su voluntad de pago de la deuda –

Arroyo reiteró la voluntad del Gobierno de cumplir con sus compromisos de deuda, pero «con 20 millones de argentinos adentro y no afuera» del sistema.

El documento sostiene que el pago de la deuda «requiere condiciones compatibles con la atención de la deuda social y el crecimiento de la economía».

«Expresamos nuestra confianza y respaldo a la gestión que ante los acreedores privados y organismos internacionales realizará el nuevo Gobierno argentino; lograr una solución sustentable será la tarea colectiva de todo un país que reclama poner a la producción y el trabajo por encima de la especulación financiera y la fuga de capitales», remarca el compromiso firmado por todos los sectores presentes.

– Sindicatos reclaman una recuperación del poder adquisitivo –

El líder sindical destacó que uno de sus objetivos es «recuperar el poder adquisitivo real, en un acuerdo que tendrá que ver con los precios y los salarios y que también deberá plasmarse en un consejo económico y social de desarrollo».

En ese sentido, el dirigente industrial aseguró que «todo está encadenado».

«Si no salimos de este camino de recesión no vamos a poder aumentar la producción, no vamos a poder contratar más gente y no vamos a poder subir los salarios», puntualizó Acevedo.

En el encuentro multilateral no se definieron sin embargo aumentos salariales que permitan recuperar el nivel de ingresos ante el avance de la inflación, porque el tema quedará a cargo del Consejo Económico y Social y de los acuerdos sectoriales, según explicó el ministro de Desarrollo Social.

Entre los ausentes de esta reunión clave estuvieron los dirigentes de la denominada «mesa de enlace» de las organizaciones agropecuarias, en una jornada en la que productores de las provincias de Córdoba y Santa Fe (centro) realizaron protestas en contra del aumento de los aranceles de exportación a la soja, el trigo y el maíz.

El Gobierno subrayó sin embargo que el documento ya ha recibido el apoyo explícito de dos de las entidades que conforman la «mesa de enlace»: la Federación Agraria Argentina y la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (CONINAGRO).

Te podría interesar también