Ganancia de IBM se contrajo 26% en el primer trimestre de 2020

// EFE

Ganancia de IBM se contrajo 26% en el primer trimestre de 2020



La firma tecnológica IBM anunció  que entre enero y marzo de 2020 -coincidiendo con el inicio del brote del COVID-19 en China y luego la pandemia a escala mundial- obtuvo unos beneficios de 1.175 millones de dólares, un 26% menos que en el mismo período del año pasado.

La compañía con sede en Armonk (Nueva York, EE.UU.), que en los últimos tiempos había logrado un tímido regreso al crecimiento tras años de caída de la facturación, sufrió en los pasados tres meses un duro revés y vio cómo las ventas volvían a caer, esta vez un 3,4% interanual.

El histórico fabricante de computadores y otros equipamientos electrónicos (ahora transformado fundamentalmente en una empresa de servicios digitales) ingresó desde que empezó el año 17.571 millones de dólares, frente a los 18.182 millones de principios del ejercicio anterior.

Como consecuencia de la caída de ingresos y beneficios, los accionistas de IBM obtuvieron unas ganancias por título también inferiores a las de hace un año, y pasaron de los 1,79 dólares de marzo de 2019 a los 1,32 actuales.

La pandemia del COVID-19 también ha llevado a la empresa a eliminar sus proyecciones para el conjunto del año fiscal emitidas en enero pasado y, por el momento, no ha realizado nuevos pronósticos a la espera de disponer de datos sobre «la recuperación macroeconómica» que le permitan reevaluar la situación.

Los servicios tecnológicos globales siguen siendo la mayor fuente de ingresos de IBM (36, %), aunque seguidos de cerca por el software cognitivo y la nube (29,8%) y, ya a mayor distancia, los servicios globales a empresas (23,5%).

El segmento de software cognitivo y nube, considerado estratégico para el futuro de la compañía, fue, junto al segmento de sistemas -este mucho menor-, el único que no sólo no vio caer la facturación en los últimos tres meses, sino que la aumentó un 5,5 %.

Las de este lunes fueron las primeras cuentas presentadas desde que Arvind Krishna sustituyese como consejero delegado al frente de la compañía a la histórica Ginni Rometty el pasado 6 de abril.

«IBM sigue centrada en ayudar a nuestros clientes a adaptarse a los retos inmediatos de la pandemia del COVID-19, mientras seguimos ayudándoles a redirigir su trabajo a la nube híbrida y a expandir su uso de inteligencia artificial para transformar sus operaciones», apuntó Krishna.

Los resultados de IBM no convencieron a los inversores y sus acciones se dejaban un 3,09% hasta los 116,69 dólares por título en las operaciones electrónicas posteriores al cierre de los parqués en Wall Street

Te podría interesar también