Fuerte acumulación de reservas en EEUU vuelve a bajar precios petroleros

// AFP

Fuerte acumulación de reservas en EEUU vuelve a bajar precios petroleros


Las cotizaciones del petróleo volvieron a bajar este miércoles 1 de abril luego de un fuerte aumento de las reservas estadounidenses de crudo en un mercado con sobreoferta y demanda en caída libre.

Así el barril de crudo «light sweet» (WTI) para entrega en mayo perdió 0,8%, cerrando en Nueva York a 20,31 dólares, mientras el Brent del mar del Norte para entrega en junio perdió 6,1% a 24,74 dólares sobre el cierre del martes en la plaza de Londres.

Las reservas de petróleo aumentaron mucho más de lo esperado por los analistas en Estados Unidos la semana pasada, según un informe publicado el miércoles por la Agencia estadounidense de Información sobre Energía (EIA).

En la semana que terminó el 27 de marzo, las reservas de crudo estadounidenses subieron fuertemente en 13,8 millones de barriles a 469,2 millones, una cifra muy superior a lo esperado por los analistas que vaticinaban un incremento de 3,3 millones de barriles.

«No esperábamos que el ritmo de trabajo de las refinerías se frenara tan rápidamente», indicó John Kilduff, de la consultora Again Capital.

Las refinerías funcionaron a 82,3% de su capacidad, un descenso de 5 puntos sobre la semana anterior.

«La reacción fue tan rápida que vimos las reservas de crudo subir como una flecha», añadió este experto para explicar que al no refinarse y convertirse en carburante, el crudo permanece en reserva.

Kilduff señaló que este fuerte incremento se explica sobre todo por el impacto del coronavirus en el consumo de petróleo.

Este informe de la EIA es el primero que refleja de forma tan clara las repercusiones de la pandemia. El frenazo al transporte y las medidas de confinamiento hicieron desbarrancar la demanda de petróleo en Estados Unidos, el mayor consumidor de carburante del planeta.

«La preocupación pronto será si Estados Unidos tiene suficiente espacio para acumular reservas», advirtió Kilduff, quien anticipa más aumentos de stocks en las próximas semanas.

Estados Unidos sigue produciendo 13 millones de barriles al día, un volumen elevado.

«Si esto continúa a este ritmo, pronto deberemos utilizar petroleros, trenes o reservorios flotantes», enfatizó Robert Yawger, de Mizuho.

El contexto es, además, de guerra de precios entre Arabia Saudita y Rusia, que no alcanzaron un acuerdo de recorte de producción para sostener los precios el mes pasado.

– Trump entra en acción –

El presidente Donald Trump se reunirá el viernes 3 de abril con las grandes petroleras estadounidenses en la Casa Blanca para discutir el estado del sector, que se ve gravemente afectado por el nuevo coronavirus, confirmó el miércoles el American Petroleum Institute (API), el lobby del sector energético.

«Esta reunión está bien planificada y la API participará en ella», señaló un funcionario de esa organización a la AFP por correo electrónico, y agregó que aún no se había establecido la hora exacta del encuentro.

Anteriormente, dos fuentes vinculadas con el caso informaron del evento a la AFP, confirmando al pasar información del Wall Street Journal.

Según una de estas fuentes industriales, Darren Woods, el CEO de ExxonMobil, Michael Wirth, el presidente de Chevron, y Vicki Hollub, el CEO de Occidental Petroleum, deberían participar en esta reunión. 

Los líderes conductores de Devon Energy, Phillips 66 y Energy Transfer Partners también estarán presentes, agregó la fuente bajo condición de anonimato.

La reunión fue organizada por API, aseguró la otra fuente, también bajo condición de anonimato.

«El gas natural y el petróleo son cruciales para la recuperación económica de nuestro país, y el mensaje que la industria quiere enviar a la administración se basa en las medidas que está tomando en estos tiempos difíciles», declaró el alto ejecutivo de la API.

Rechazó por otra parte versiones que circulan en la prensa estadounidense sobre una posible solicitud de rescate público de los grupos de energía.

«No estamos buscando subsidios del gobierno federal ni ninguna intervención específica ante el actual declive del mercado», dijo.

Te podría interesar también