Felaban: Pymes son de importancia capital en desarrollo de la región

// Elizabeth Ostos @elizabethostos


Las pequeñas y medianas empresas son un segmento de importancia para la economía y la banca del Continente. A esta conclusión llegó el más reciente estudio que divulgó la Federación Latinoamericana de Bancos- Felaban- en donde también se explica que las Pymes representan el 70% de los empleos de la región.

Este trabajo es producto de una encuesta efectuada entre el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Felaban, en donde participaron los afiliados a la misma.

Por tal motivo, “la financiación de las Pymes en una economía es fundamental pues, entre otros aspectos, estas empresas son innovadoras, crean tecnologías de producción y sin proclives a diversificarse”, señala el documento.

No obstante estas fortalezas, hay debilidades en este segmento empresarial, en el documento se reconoce que “las Pymes encaran un diagnóstico complicado, dadas las condiciones de baja productividad laboral y de capitales, remuneración relativamente baja, poca capacidad exportadora y alto costos de entrada a los mercados.”.

Pero el potencial es grande y así lo ha entendido los bancos latinoamericanos pue el 87% de las instituciones financieras de la región cuenta con una sección especializada en atender servicios y requerimientos de las Pymes. El estudio señala que 96% de los bancos considera que trabajar con ellas es parte de su estrategia integral de negocio.

Para lograr que esta relación se fortalezca, 78% de los bancos afirmó contar con una metodología de análisis de riesgo diferente que está en función de atentes los requerimientos de los representantes de las Pymes.

Y no solo es la gran banca “60% de los bancos considerados pequeños cuenta con metodologías dirigidas especialmente a ese sector de la economía”, añade el estudio, al tiempo que 63% de toda la banca regional considera que la Pyme representa una oportunidad de negocio y es una fuente de diversificación de riesgo de cartera.

“El 52% de los bancos piensa que atender a las Pymes tiene importancia económica para el desarrollo del país. Otros consideran importante acercar a las empresas crecientes a la banca comercial para que avancen un paso adicional al que muy probablemente vinieron del mundo de las micro finanzas”, explica el documento de Felaban.

Números en azul

En promedio, se estima que la cartera destinada a las Pymes en América Latina debe representar el 38% del total de los préstamos.

En coherencia con este dato, los bancos pequeños tienen una importante aproximación al segmento del cual hace referencia el estudio. Tienen 57% del total de su cartera dirigidas a las Pymes.

Pese a todo este potencial, persisten obstáculos a la financiación de las pequeñas y medianas empresas de la región. Advierte el papel de trabajo de Felaban que los bancos consideran que existen requerimiento de información de este tipo de cliente. También es cuesta arriba el procesamiento del otorgamiento de los créditos.

La encuesta señala que el 56% de los bancos está tomando hasta 15 días para procesar y desembolsar una solicitud de crédito Pyme.

Desde el punto de vista externo, los problemas identificados tiene que ver con la ausencia de garantías o colaterales que tienen las Pymes para solicitar un crédito.

En tal sentido- señala una de las conclusiones del estudio- se sigue pensando que el papel de los fondos públicos, como garante de la empresa solicitante de fondos, es fundamental en el destrabar procesos crediticos que se promuevan con instituciones financieras privadas.

Los banqueros afiliados a Felaban encuestados estimaron que en entorno económico adverso de la región de los dos últimos años ha sido un factor limitante para generar mayor cantidad de crédito y servicios financieros a las Pymes. Además, estimaron que los niveles de informalidad económica, en algunos países, es alto. Este factor frena la expansión del crédito privado a las Pymes.

Destacaron que las entidades de los Estados deben agilizar procesos, permisologías y todos aquellos procesos que fomenten la creación o el crecimiento del sector que es objeto de estudio.

“Si bien hay avances en algunos países, hace falta más esfuerzos de largo plazo para elevar e incentivar la competitividad de este segmento empresarial”, se expresa en el informe.

Ante la pregunta de que si existe una política integral para las Pymes en América Latina, los encuestados dijeron 46% que si y 48% que no. Sugirieron mayor colaboración y trabajo con el sector privado y la promoción de asesoría especializada a través de cámaras de comercio locales.

En gran conclusión, los banqueros apuestan al desarrollo de modelos de negocios en donde la innovación, el emprendimiento y la transparencia administrativa sean la norma.

Te podría interesar también