Federer pasa a la final de Wimbledon

// AS.com


Por 11ª vez en su carrera el de Basilea alcanza el peldaño final en el All England, su patio de recreo particular. Esta se deshizo en semis del checo Thomas Berdych, un tenista veterano y combativo que sólo le concedió dos breaks pese al resultado y no perdió la cara al partido en ningún momento. En la gran final ya espera Marin Cilic, un gran tenista en hierba que hoy batió en su semifinal a Sam Querrey para plantarse en la segunda final de un Grand Slam de su carrera. Uno busca agigantar aún más su leyenda en estos lares y el otro estrenarse en un «grande». La finalísima está servida.

Los cuartos de final fueron una caja de sorpresas. Antes había caído Nadal, pero en esa ronda se despidieron Murray y Djokovic. Berdych quiere alargar esas sorpresas, mientras que Federer busca otra final.

Roger Federer

El suizo se ha preparado a conciencia para esta edición de Wimbledon. Ha renunciado a mucho con la intención de levantar su octavo trofeo en la hierba del All England Tennis Club. Su tenis está siendo bueno. Es un maestro en hierba y descansado no está teniendo problemas para demostrarlo. En cuartos tuvo su rival más duro, Raonic, al que venció con solvencia. Además, el camino se le ha despejado, por lo que ve más factible un nuevo título en Londres.

Tomas Berdych

Las sorpresas en Wimbledon son habituales, pero éste año se han esperado hasta el final. Tomas Berdych fue el protagonista involuntario. Pasó a semifinales, donde se medía a Djokovic, pero el serbio se retiró por lesión y él se metió en la siguiente ronda. Su tenis está siendo bueno, sus saques precisos y potentes son su mejor arma. Le están valiendo puntos fáciles, y eso es hierba es muy ventajoso. La presión al resto y la solvencia en el servicio serán claves si quiere tumbar a Federer en su ‘jardín’.

Te podría interesar también