Si necesitas una buena razón para marcharte antes de la oficina, puedes decirle a tu jefe que un nuevo estudió ha demostrado que trabajar demasiadas horas incrementa el riesgo de desarrollar problemas de corazón.

Este estudio ha descubierto que la fibrilación auricular, un ritmo cardiaco irregular, es un 40% más probable en las personas que trabajan más de 55 horas por semana.

 La fibrilación auricular causa un ritmo cardíaco demasiado rápido. Un corazón normal debería latir entre 60 y 100 veces por minuto, en caso de la fibrilación, puede superar los 100 latidos por minuto. Las personas que trabajan más horas tienen más riesgo de sufrir esta anomalía. Esta puede ser la razón por la cual trabajar muchas horas está relacionado con mayor riesgo de infartos.

El estudió observó a 85.500 hombres y mujeres, divididos en grupos dependiendo de sus horas de trabajo, personas que trabajan menos de 35 horas, entre 35 y 40, entre 41 y 48, entre 49 y 54, y más de 55 horas. Por cada 1000 personas en el estudio, 5 de las que trabajaban más horas, sufrieron fibrilación el año siguiente. Ninguno de los participantes la había padecido antes del estudio.

Cierto es, que este 40% está relacionado con personas que tienen un riesgo previo de padecer problemas de corazón, ya sea por factores de edad, sexo, diabetes, colesterol, sobrepeso, etc. Generalmente, una persona joven y saludable tiene muchas menos probabilidades de padecer fibrilación aunque trabaje muchas horas.

Aunque el estudio testó a un gran número de personas, no se tuvo en cuenta si trabajaban turnos de noches, solo el número total de horas. La fibrilación puede causar problemas tales como mareos, problemas respiratorios y cansancio.

Comentarios