Encuesta | 70% de opositores saldría a votar en eventuales elecciones presidenciales

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Encuesta | 70% de opositores saldría a votar en eventuales elecciones presidenciales



Las elecciones presidenciales adelantadas se convierten en el objetivo político consensual en la sociedad venezolana, a tal punto que 70% de los opositores acudiría a las urnas, mientras que un porcentaje similar de los autodefinidos como chavistas haría lo mismo, según el más reciente sondeo de la encuestadora Delphos para el Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la Universidad Católica «Andrés Bello» (UCAB).

Aunque el trabajo de campo se hizo en mayo, a través de 1.200 entrevistas personales, Benigno Alarcón, director del centro de estudios ucabista señala que estas tendencias de opinión pública siguen siendo las predominantes.

El espectro político venezolano se ha hecho más complicado; de hecho, el chavismo se ha dividido entre los que apoyan a Nicolás Maduro y los que no, mientras que la oposición presenta una fractura similar en torno al respaldo al liderazgo encabezado por el presidente de la Asamblea Nacional y mandatario interino reconocido por 50 países, Juan Guaidó.

Los datos del sondeo señalan que el chavismo es respaldado por un sorprendente 26,3% de los encuestados, de los cuales, 12,4% del total respalda la gestión de Nicolás Maduro y 13,9% es chavista no madurista. Este dato es intersante como revelador de una posible intención de voto.

La oposición tiene un apoyo de 42,1% del total de encuestados. De 100% de los entrevistados, 28,3% se cuadra con el liderazgo de Guaidó y 13,8%, no.

31,6% se define como no alineado.

Estos datos, discriminados por estrato socio-económico, revelan que en el segmento A-B predomina la oposición con 42,6% de apoyo, mientras que los no alineados representan 36,8% del total. En el estrato C, la alineación opositora sube a 45,6% y la definición independiente suma 36%.  En el segmento D, donde antes de 2013 el chavismo comenzaba a mostrar un dominio claro, ahora la oposición tiene un respaldo de 42,4% y la no alineación de 29,5%. Aquí el chavismo sale mejor parado con un apoyo de 28,2%.

En el estrato E, el chavismo conserva una mínima mayoría de 36,1%, mientras la oposición le pisa los talones con un nivel de apoyo de 35,8%. Los no alineados representan 28,1% del total. Estos datos dan una idea del efecto real de los mecanismos de control social, a través de subsidios, en un contexto electoral.

En cuanto a intención de voto en unas eventuales elecciones presidenciales adelantadas de estos sectores se tiene que: 67,7% del chavismo madurista participaría; 71,8% del chavismo no madurista, también; la oposición que respalda la línea de Guaidó se movilizaría en un 69,7%; la oposición «no guadocista» se movilizaría en un 70,9%; mientras la menor participación se evidencia en el sector no alineado con 53% de intención.

Hay dos factores que determinan claramente la participación: la conformación de un nuevo CNE y la presencia de Nicolás Maduro como candidato. Si se cumplen estas condiciones, la participación total sería de 70,2%; con un nuevo CNE, observación internacional y Maduro en carrera, la participación bajaría a 59,3%; con Maduro en la presidencia pero sin ser candidato, votaría 59,3%; mientras que en las condiciones actuales, la participación sería de 43,8%.

– Sentimientos activadores –

De acuerdo con la encuesta Delphos, la molestia y la esperanza son los sentimientos predominantes en la población ante la situación actual del país; de hecho, 33,8% está esperanzado y 23,7% se declara molesto. De acuerdo con el análisis del sondeo, estos sentimientos se consideran activadores, lo que significa que, básicamente, existe la disposición mayoritaria para luchar por objetivos políticos y sociales.

No obstante, la mayoría de los esperanzados se ubica en el chavismo-madurismo, pero en el chavismo antimadurista está mayoritariamente molesto (36,9%). En la oposición que no respalda al liderazgo de Guaidó predomina la desilución (29,1%), lo que explica claramente las constantes críticas y descalificaciones que pueblan las redes sociales donde la oposición es más activa en contra de la estrategia trazada desde la Asamblea Nacional.

El 58,2% de los encuestados responsabiliza al gobierno de Nicolás Maduro por la crisis, mientras que solo 8,8% reparte las responsabilidades entre «toda» la oposición y Juan Guaidó. Como es lógico, la atribución de culpas por la crisis va en sintonía con la alineación política; sin embargo, destaca llamativamente que en el chavismo no madurista 30,9% de los encuestados achaca la crisis a la acción del gobierno.

Te podría interesar también