El G-20 apuesta por la cooperación para impulsar el crecimiento económico mundial

// Notimérica


Los líderes del ‘Grupo de los 20’ (G-20), que reúne a las economías más importantes del mundo, han acordado en la localidad china de Hangzhou donde se ha celebrado el evento, unir sus fuerzas para impulsar el crecimiento global, ya que se ha visto ralentizado por una desaceleración en las naciones emergentes.

La canciller alemana, Angela Merkel, aseguró este domingo que los mandatarios del G-20 han acordado reforzar la cooperación para impulsar el crecimiento económico mundial.

En un discurso pronunciado en la sesión de inauguración de la XI cumbre del G-20, el presidente de China, Xi Jinping, apostó por la construcción de una economía mundial abierta y abogó por seguir promoviendo la facilitación y liberalización del comercio y las inversiones.

«El proteccionismo es como beber veneno para saciar la sed», comentó el mandatario chino, quien añadió que el G-20 «debe defender y promover la construcción de una economía mundial abierta».

Antes de la reunión del Grupo, cuyo lema principal es «Hacia una economía mundial innovadora, vigorizada, interconectada e inclusiva», los líderes nacionales y jefes de organizaciones internacionales también alertaron sobre el movimiento mundial anticomercial.

En la misma línea, el presidente argentino, Mauricio Macri, planteó la necesidad de que los países miembros centren sus esfuerzos en el fortalecimiento del sistema multilateral de comercio y se establezca una reforma global por la eliminación de los subsidios a las exportaciones agrícolas, según publica el diario argentino ‘Clarín’.

«La eliminación de los subsidios distorsivos y el acceso transparente a los mercados les permitirá a los países en desarrollo financiar sus necesidades de crecimiento y avanzar en la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030», añadió en su discurso.

Por su parte, su homólogo brasileño, Michel Temer –que se estrenó como mandatario del país en el G-20– adelantó que anunciará próximamente un nuevo plan de privatizaciones y concesiones para intentar ajustar el presupuesto de su país, que se encuentra en la peor recesión económica de su historia.

También, insistió en que el foco de su mandato se centrará en la reactivación de la economía y el saneamiento de los números rojos de las cuentas públicas, añadiendo que «los indicadores de confianza, tanto en la agricultura como en la industria, han crecido enormemente y el empleo comienza a aumentar».

OTROS PLANTEAMIENTOS MUNDIALES

Durante una sesión de la ‘Cumbre Business 20’ (B20), el primer ministro de Australia, Malcolm Turnbull, apuntó al auge de los llamados populistas en muchos países de medidas proteccionistas y reconoció que la restauración de la confianza pública en el comercio «es un desafío político muy significativo para todos».

En la inauguración del evento, Jinping apostó por hallar una «nueva senda» para el crecimiento que se materialice en «acciones reales» y evite las «palabras vacías», porque las amenazas para la economía mundial, dijo, se acumulan ocho años después de la crisis financiera internacional.

El diagnóstico realizado por el presidente chino arrojó múltiples «retos y riesgos» para una economía parcialmente recuperada de la crisis: la ralentización del crecimiento, la volatilidad de los mercados financieros, la desaceleración del comercio y la inversión, así como el aumento de la desigualdad.

Por tanto, los líderes del G-20 pusieron énfasis en la promoción del comercio global, pero la desaceleración y la volatilidad del mercado financiero, así como los riesgos geopolíticos como los flujos de refugiados y el terrorismo, siguen proyectando una sombra sobre el entorno económico mundial.

Asimismo, el Fondo Monetario Internacional (FMI) señaló que el objetivo del grupo de aumentar el crecimiento en un dos por ciento para 2018 «parece estar fuera de alcance», por lo que instó al G-20 a tomar medidas para impulsar la demanda, promover reformas estructurales e promover el comercio.

Como desenlace de la reunión, se espera que los líderes del foro adopten el «Consenso de Hangzhou», comprometiéndose a impulsar el crecimiento económico mundial mediante el empleo de gasto fiscal, la política monetaria y las reformas estructurales.

Los líderes del G-20 también se comprometerán a «trabajar más duro para construir una economía mundial abierta, rechazar el proteccionismo, promover el comercio y la inversión global mediante la estimulación del sistema multilateral del comercio

El G-20 está formado por Alemania, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Reino Unido, Rusia, Arabia Saudita, Sudáfrica, Corea del Sur, Turquía, Estados Unidos y los países de la Unión Europea.

Te podría interesar también