Ecuador presenta licitación para construir una refinería con capital privado

// EFE

Ecuador presenta licitación para construir una refinería con capital privado



El Gobierno de Ecuador presentó este miércoles la licitación para la construcción, con capital privado, de una refinería de alta conversión, cuya inversión se estima en 6.000 millones de dólares y que será instalada en la zona costera del país.

El Ministro de Energía y Recursos Naturales No Renovables (Minas y Petróleo), René Ortiz, indicó en una ceremonia especial celebrada en Quito que la nueva planta tendría una capacidad de refinación de entre 150.000 y 300.000 barriles diarios de petróleo, para producir combustibles con la «Norma Euro 5″ o la que establezca el mercado nacional.

“La decisión del Gobierno nacional de construir una nueva refinería de alta conversión responde a la necesidad de cubrir una parte de la demanda de combustibles, que actualmente son importados para abastecer al mercado local», remarcó el ministro, quien asumió esta semana la cartera de Estado tras la renuncia de José Augusto Briones.

Ortiz, exsecretario de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ligado al sector petrolero privado, remarcó que para la construcción de esta planta «no se contempla utilizar dinero del Presupuesto General del Estado, porque la inversión es totalmente privada”.

La licitación incluye la presentación de ofertas técnicas y económicas para la construcción de la planta, así como para la operación y mantenimiento por 20 años.

Además, el Estado ecuatoriano concederá las licencias ambientales y de operación al inversor que obtenga la licitación, antes de que empiece a ejecutar la obra.

Asimismo, el operador podrá comprar crudo ecuatoriano, si así lo considera, y tendrá el compromiso de vender los derivados al país a precios que tengan como base el valor establecido como referencia en el Golfo de México.

Bajo esta modalidad, los costos por el transporte del crudo que la empresa operadora cancele, no serán asumidos por el Estado, indicó el ministerio en un comunicado.

Ortiz recordó que Ecuador, pese a ser productor de crudo, con unos 530.000 barriles diarios, es deficitario en la elaboración de gasolinas para el consumo interno.

Ecuador, añadió el ministro, lleva muchos años de ser importador de combustibles, que luego los mezcla con los derivados que se producen internamente para ofrecer los carburantes que exige la demanda nacional.

Por ello, dijo, es necesario la construcción de una nueva refinería que se sume a las tres con las que ya cuenta el país, la mayor de ellas la planta de Esmeraldas con capacidad para procesar 110.000 barriles diarios.

Además, Ecuador quiere dar un salto cualitativo hacia la producción de combustibles bajo la norma europea «Euro 5», de mayor protección ambiental por la reducción de emisiones de los motores, apuntó el ministro.

Ortiz remarcó que el Gobierno ecuatoriano desarrollará otros proyectos energéticos de manera «responsable y sostenible», con transparencia en los procesos y con el objetivo de captar recursos que permitan la dinamización de la economía del país.

En agosto del año pasado, el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, autorizó la construcción de una nueva refinería de petróleo en la zona costera del país, financiada con capital privado.

Este proyecto de refinería se estableció luego que se dejara sin efecto la construcción de una gran planta petroquímica, para procesar 300.000 barriles diarios, ideada en el Gobierno del expresidente Rafael Correa (2007-2017), cuya inversión requerida superaba los 13.000 millones de dólares.

Dudas sobre el diseño, inversiones y asuntos políticos terminaron por enterrar la denominada «Refinería del Pacífico», sobre la cual también se sembraron sospechas de presunta corrupción.

El petróleo es el principal producto de exportación de Ecuador y sus ingresos son una de las bases para la financiación del presupuesto estatal.

Te podría interesar también