Directiva de Monómeros dice haber reducido 80% sus gastos y rechaza denuncias de corrupción

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Directiva de Monómeros dice haber reducido 80% sus gastos y rechaza denuncias de corrupción



La petroquímica Monómeros Colombo Venezolanos, antigua filial de Pequiven en Colombia y ahora administrada por una junta directiva designada por el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, en uso de las atribuciones de mandatario interino que le reconocen más de 50 países, se ha convertido en fuente de polémica a ambos lados de la frontera, ya que han surgido acusaciones de presuntos malos manejos, tanto por parte de la administración de Nicolás Maduro, como de políticos colombianos.

El episodio más reciente fueron las acusaciones de supuestos sobrecostos y gestión dolosa realizadas por el senador uribista José David Name Cardozo, las cuales fueron respondidas por la directiva de la empresa, a través de un comunicado, donde se afirma que «los gastos de la Junta Directiva durante el período abril/diciembre de 2019 fueron de 568 mil dólares, mientras que la Junta Directiva anterior llegó a gastar en 2017 la cantidad de 3.141.000 dólares y en 2018 2.816.000 dólares».

De esta manera, niega una de las acusaciones más duras del parlamentario, quien afirmó que la directiva de la petroquímica cuesta entre 3 y 4 millones de dólares al año.

El comunicado es un extenso relato de cómo, a decir de la directiva designada por mandato de la AN electa en 2015, la empresa se ha recuperado, ha ganado autonomía financiera, operativa y comercial, y ha comenzado a generar resultados financieros positivos.

A continuación, el texto completo del comunicado:

Monómeros Colombo Venezolanos S.A. de manera responsable y transparente con la opinión pública, se permite rechazar las denuncias emitidas el pasado 13 de abril de 2020 por el Senador José David Name Cardozo, considerándolas sin fundamento y con graves vacíos de información.

La empresa ratifica a todo el país, que se encuentra trabajando de manera responsable y comprometida con el agro e industria colombiana, comercializando más de 1.100.000 toneladas de fertilizantes al año, atendiendo todas las normas y requerimientos, en plena sintonía con aliados, clientes, entes reguladores, gobierno y todos los sectores de la sociedad.

Desde el 11 de abril del año pasado, la Junta Directiva designada por el Presidente (E) Juan Guaidó, tomó control de Monómeros con el pleno respaldo del Gobierno de Colombia y del legítimo gobierno de Venezuela, e inicia su proceso de estabilización y recuperación luego de un 2018 y primeros meses de 2019, en los que estuvo fuertemente golpeada por malos manejos de la administración anterior, que obedecían a los intereses del Régimen en Venezuela, y que conllevaron a las sanciones impuestas por el gobierno de Estados Unidos al Gobierno de Nicolás Maduro.

Esta situación, sumada al saqueo de la anterior administración que respondía al régimen, causó un gran debilitamiento de la reputación, solidez y flujo de caja de la empresa, poniendo en riesgo la continuidad del negocio. Ejemplo de esto, fueron los dividendos por USD $20 millones decretados en el año 2018, a pesar de registrar una pérdida por ese mismo valor; contratos de alquiler de aeronaves que implicaban un costo de USD $3.8 millones al año; cajas menores de USD$ 100 mil; concentración de contratos de operación, logística y mantenimiento en un solo grupo económico local y extralimitaciones en funciones de directivos, los cuales ya han sido plenamente expuestos a la opinión pública y a las autoridades competentes.

A partir del mes de abril de 2019 se detectan irregularidades que han sido progresivamente resueltas. Por ejemplo: se retiraron de sus cargos a los tres gerentes principales designados por el régimen, se dictaron nuevas directrices para los procesos de contratación basadas en la transparencia, se aplicaron prácticas administrativas alineadas con modelos globales de buen gobierno corporativo y se finiquitaron contratos contrarios a los intereses genuinos de la empresa.

El reconocimiento de los avances en gobernabilidad y transparencia se refleja, en el levantamiento del control que ejercía la Superintendencia de Sociedades de Colombia sobre Monómeros el 11 de febrero de 2020, luego de superar todos los motivos que en materia administrativa, financiera y jurídica dieron lugar al sometimiento en el año 2019. Por otro lado, el Departamento del Tesoro ratificando su confianza en la gestión de esta administración y a través de la OFAC, emitió las licencias que le permiten a la empresa operar sin restricciones en los mercados.

Todas estas medidas, permitieron que, a partir de mayo de 2019, la compañía generara mayores niveles de producción, ingresos, rentabilidad y modificara positivamente sus resultados, generando utilidades y un EBITDA positivo en el segundo semestre del año con una ganancia de COP 7.844 millones, y evitó que la empresa se adentrara aún mas en una situación de insolvencia y consecuente quiebra.

El 2019 fue para Monómeros un periodo de transición, de tomar las decisiones necesarias para asegurar su continuidad, aumento de la capacidad de producción y participación en el mercado, y para esto se designaron a los profesionales más idóneos en función de sus competencias y capacidades. En el presente 2020, Monómeros asume el reto de articular su estrategia empresarial en función del desarrollo y productividad del agro colombiano, nuevos negocios, aumento de sus exportaciones y competitividad del sector, para lo cual son necesarias nuevas fortalezas que aseguren el éxito de los objetivos.

Es importante aclarar que los gastos destinados a facilitar la adecuada gestión de la Junta Directiva, de ninguna manera alcanza la cifra indicada por el Senador José Name en su comunicado “entre 3 y 4 millones de dólares al año”. Los gastos de la Junta Directiva durante el período abril/diciembre de 2019 fueron de 568 mil dólares, mientras que la Junta Directiva anterior llegó a gastar en 2017 la cantidad de 3.141.000 dólares y en 2018 2.816.000 dólares, para el ejercicio de sus funciones. De igual forma, el cuerpo de funcionarios que forman parte del esquema de seguridad para la protección de los Directivos, son los mismos trabajadores vinculados a la empresa por más de diez años, y en ningún caso representan nuevas contrataciones efectuadas por la presente administración y este esquema obedece estrictamente a recomendaciones de profesionales del área.

La Junta Directiva, equipo gerencial, los más de 608 trabajadores propios y los aproximadamente 900 trabajadores indirectos de la empresa, continúan laborando sin descanso para seguir saneando a Monómeros, asegurar su productividad, solidez y brindar el respaldo que el país necesita para lograr sistemas agrícolas productivos, sostenibles y prósperos, en favor de la ruralidad, la seguridad alimentaria y el bienestar de sus familias y de todos los colombianos.

Finalmente, el equipo Directivo designado por el Presidente (E) Juan Guaidó tiene plena conciencia de sus funciones y responsabilidades, en favor de la recuperación de Monómeros Colombo Venezolanos, y de la necesidad de trabajar con transparencia y solidez, apartando intereses particulares que puedan afectar el desarrollo, la confianza y la proyección de la compañía; con el objetivo de generar el mayor valor a su accionista, al agro colombiano, los productores agropecuarios, sus clientes, sus trabajadores, a Barranquilla, en beneficio de Colombia y de la Venezuela del futuro.

Estamos a disposición de los organismos e instituciones públicas y de control, tanto en Colombia como en Venezuela, que requieran información, para que juntos revisemos los aspectos aquí expresados y los demás que sean de interés para aclarar cualquier duda sobre la continuidad de la empresa.

Te podría interesar también