Diputados acusados de rebelión se resguardan para evitar captura

// AFP

Diputados acusados de rebelión se resguardan para evitar captura



Los siete parlamentarios venezolanos despojados de su inmunidad para ser procesados por un fallido alzamiento militar contra el presidente Nicolás Maduro comenzaron a resguardarse para evitar su detención, mientras el líder opositor Juan Guaidó advirtió que no se dejará intimidar.

La diputada Mariela Magallanes se refugió en la residencia del embajador de Italia en Caracas, mientras sus colegas se marginaban de la actividad pública.

Magallanes recibirá «protección y hospitalidad en cumplimiento de las convenciones diplomáticas», señaló este miércoles el canciller italiano, Enzo Moavero Milanesi, en un comunicado que condenó las medidas.

El martes, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), de línea oficialista, envió a juicio a seis legisladores opositores, como lo había hecho la semana pasada con el vicepresidente de la Asamblea, Édgar Zambrano.

Poco después la Asamblea Constituyente, controlada por el chavismo, despojó a los siete de su fuero por los hechos del 30 de abril, cuando un reducido grupo de militares se sublevó bajo el liderazgo de Guaidó, reconocido como mandatario interino por medio centenar de países.

«Queda ahora de parte de las autoridades competentes que se haga justicia», dijo el titular de la Constituyente y número dos del oficialismo, Diosdado Cabello, dando luz verde a la expedición de órdenes de captura.

Otros tres congresistas «están involucrados en el intento de golpe de Estado», confirmó este miércoles el fiscal general, Tarek William Saab, sin revelar sus nombres, por lo que según la Constituyente serán sometidos al mismo procedimiento.

«Tengo que tomar mis previsiones porque estamos hablando, no de un gobierno, sino de una corporación criminal. Debemos tener sentido de la responsabilidad sin jugar al heroísmo estúpido», señaló a la AFP uno de los congresistas señalados, Américo de Grazia, quien no descarta pedir asilo.

– «El miedo no nos va a detener»

El TSJ también sindicó por traición a la patria, conspiración y rebelión civil a Henry Ramos Allup, Luis Florido, Simón Calzadilla y Richard Blanco.

«Hacemos más como diputados libres, bien en una embajada o a resguardo, que presos en una cárcel donde terminan torturándonos», comentó Florido a la AFP.

El Parlamento, único poder que controla la oposición, se encuentra maniatado por la justicia que lo declaró en desacato en 2016, y en la práctica ha sido sustituido por la Constituyente.

«El miedo no nos va a detener», declaró este miércoles Guaidó a AFPTV durante un recorrido por La Guaira (30 km al norte de Caracas).

«Es la única estrategia que le queda a un régimen sin respuestas al ciudadano (…), les queda generar miedo», añadió el dirigente, despojado también de su inmunidad a inicios de abril.

Estados Unidos, su más ferviente aliado, advierte que detenerlo «sería el último error de la dictadura», al tiempo que no descarta una acción militar, alternativa a la que se oponen América Latina y la Unión Europea.

«La administración americana está como el ‘cowboy’ del Oeste diciendo ‘miren que les desenfundo'», criticó este miércoles el ministro de Exteriores español, Josep Borrell, cuyo país respalda a Guaidó en su plan de convocar a nuevas elecciones.

El opositor se proclamó presidente el pasado 23 de enero, luego de que el Legislativo declarara «usurpador» a Maduro por haber iniciado el 10 de enero un seguro período fruto de elecciones «fraudulentas».

Te podría interesar también