Delegaciones de Maduro y Guaidó se reunirán en Barbados con mediación noruega

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Delegaciones de Maduro y Guaidó se reunirán en Barbados con mediación noruega



Rápidamente se descongelaron las conversaciones entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición liderada por el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, quien asumió las competencias del poder ejecutivo el pasado 23 de enero y es reconocido como mandatario interino por 50 países, ya que habrá una nueva reunión en Barbados que contará con la mediación del gobierno de Noruega.

Así lo señaló un comunicado del despacho de Guaidó, difundido por Twitter por el Centro de Comunicación Nacional, donde el líder opositor, sin embargo, no da marcha atrás a su retórica y deja sentado que sigue vigente la vía de tres etapas que supone, como paso previo a una transición y a unas elecciones presidenciales libres, la salida de Nicolás Maduro.

«Los venezolanos, nuestros aliados y las democracias del mundo reconocemos la necesidad de celebrar un proceso electoral verdaderamente libre y transparente que nos permita superar la crisis y construir un futuro productivo, seguro y con calidad de vida», dice el comunicado.

En previsión de la polémica acerva que puede ocasionar esta decisión de volverse a sentar con el madurismo, luego de que, a raíz del asesinato en prisión del Capitán de Coberta -ascendido a Capitán de Fragata post mortem por Guaidó- Rafael Acosta Arévalo, se había convertido esta posibilidad en un asunto más moral que político, el comunicado pide «no ceder a intrigas del aparato de propaganda que busca generar desesperanza y división».

Lo cierto es que el aparato de propaganda que dirige el ministro de Comunicación Jorge Rodríguez -miembro de la delegación de Maduro que ha asistido a las dos reuniones previas organizadas por el «mecanismo» de Oslo-, no tendrá que generar ninguna campaña contra esta decisión, en buena medida sorpresiva, sino que lo harán los sectores de oposición que son adversarios jurados de cualquier tentativa de diálogo.

La medida de asistir a un encuentro en Barbados es justificada por la urgencia de conseguir una solución rápida que plantea la crisis. Algunos dirán que este es el reconocimiento de que el «cese de la usurpación» no es una posibilidad real.

Esta reunión es producto de las presiones que ha ejercido el Grupo de Contacto de la Unión Europea, con apoyo de Rusia, para que los sectores que polarizan la política en Venezuela retomen la senda de la conversación para lograr acuerdos.

Te podría interesar también