¿Cuánto depende EEUU del crudo venezolano?

Banca y Negocios @bancaynegocios

¿Cuánto depende EEUU del crudo venezolano?

Venezuela es el tercer proveedor de crudo más importante para la matriz energética estadounidense, detrás de Arabia Saudita y Canadá. Las refinerías de la costa del Golfo de México pertenecientes a Valero Energy, Chevron y Phillips 66 han invertido cifras millonarias para adaptarse a procesar el crudo extrapesado venezolano.

Los despachos de petróleo enviados desde costas venezolanas representan cerca del 10% de las importaciones de crudo realizadas por Estados Unidos el año pasado, detalla Bloomberg.

Lectura recomendada: ¿Qué implicarían las sanciones económicas de EEUU a Venezuela?

Sin embargo, estos despachos han ido perdiendo importancia sobre el total de compras petroleras del país del Norte a medida que se desarrolla la crisis venezolana y sus incidencias sobre la producción de hidrocarburos. Este año las compras de crudo de EEUU a Venezuela marcaron su nivel mínimo de los últimos 24 años.

Aunque los cortes petroleros son parte de la dinámica de los mercados energéticos y las empresas refinadoras tienen planes de contingencia, su facturación puede verse afectada en caso de una contingencia. Bajo algunos escenarios, podrían verse obligadas a contratar despachos desde el Medio Oriente u otras regiones mientras ven reducirse su capacidad de producción de gasolina y otros productos refinados.

Mientras Valero Energy y Chevron no se han pronunciado sobre un posible embargo estadounidense al petróleo venezolano, Phillips 66 advierte que Venezuela podría buscar otros mercados en los cuales colocar su producción.

Para los consumidores norteamericanos, seguramente los precios del diesel y la gasolina a nivel de estaciones de servicio subirán, aunque sea temporalmente. Los refinadores de EEUU creen que una medida de este tipo generaría impactos negativos en el sector y en toda la economía de esta potencia.

Entre los países que pueden resultar beneficiados por este panorama estaría Canadá, cuyos depósitos arenosos tienen características similares a las del crudo venezolano, mientras que en el mediano plazo las refinerías podrían aceptar también despachos desde Arabia Saudita, Irak o Kuwait.

En el lado de los perdedores destacaría el impacto absorbido por Pdvsa, ya que su subsidiaria Citgo dejaría de contar con una fuente confiable para sus refinerías y red de estaciones de servicio. Esto influiría en la necesidad de contratar nuevas fuentes de suministro y reducir los dividendos a su casa matriz.

En 2016, Pdvsa envió un promedio diario de 714.000 barriles de crudo, alrededor de un tercio del total de su producción.

Desde el punto de vista geopolítico, un embargo petrolero es considerado una potente medida contra el gobierno venezolano, pero al mismo tiempo un factor que puede afectar gravemente a una población que ya es afectada por fuertes penurias económicas.

 

Te podría interesar también