Consecomercio: comerciantes no deben ser los «chivos expiatorios» de la crisis

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Consecomercio: comerciantes no deben ser los «chivos expiatorios» de la crisis



La Comisión de Economía de Consecomercio advirtió que se debe tener mucho cuidado de no convertir a los comerciantes en «chivos expiatorios» de la crisis económica, especialmente de la posible escalada de la hiperinflación que puede venir, en medio de la emergencia global provocada por la pandemia de coronavirus Covid-19.

En un análisis de la situación, el equipo de asesores del gremio del comercio y los servicios señala que la «cadena de valor de la economía corre el riesgo de tener una ruptura que conduzca a circunstancias conocidas por todos los venezolanos en cuanto a las dificultades para acceder a bienes y servicios», al advertir sobre el síntoma de la escalada de precios en el mercado cambiario.

«Hoy más que nunca debe reafirmarse la importancia del sector privado para contribuir al crecimiento de la economía venezolana, y para constituirse en un elemento fundamental para coadyuvar con el abastecimiento de la población, especialmente en todo lo que se refiera a la consecución de sus necesidades más apremiantes», señala el documento.

En línea con el mensaje reiterado de otros gremios de la actividad económica privada, Consecomerio recalca «la importancia que tiene el gremio del comercio en esta coyuntura. Hoy los comerciantes luchan por mantenerse en pie, por mantener a flote su cadena de valor, los puestos de trabajo de sus empleados y la provisión de sus servicios y objeto social allí donde sea posible».

«Más que causantes, los comerciantes también padecen las difíciles circunstancias que nos rodean a cada uno de los venezolanos. De allí que creemos que lejos de ser parte del problema, los comerciantes fungen como un instrumento para paliar la compleja situación que nos aqueja. Frente al dilema existente entre la salud y la supervivencia del día a día, el comerciante privado se erige como un instrumento de cooperación voluntaria para que, a través de la solidaridad y la libre iniciativa, se desarrolle la actividad económica en el país de la forma más constructiva posible», argumenta el análisis de la comisión.

– Operatividad mínima –

Fuentes del sector comercio informaron a Banca y Negocios que se estima que entre 80% y 85% está paralizado o funcionando en condiciones de mínima operatividad, pero que, sin embargo, la cuarentena afecta a la totalidad del sector, especialmente por la creciente incapacidad para reponer ionventarios y la baja del consumo.

Los informantes indicaron que una cuarentena mayor a 30 días pondría en riesgo severo a más de 50% de los establecimientos que quedan activos, si no se toman medidas adecuadas de protección. Son demasiadas empresas cerradas y subsectores muy afectados, cuyas expectativas de normalización, una vez superada la coyuntura crítica de la pandemia en el país, son, en el mejor de los casos, reservadas.

No hay un análisis claro sobre las perspectivas del sector comercial, aunque hay áreas muy golpeadas, como comidas rápidas, tiendas de ropa y calzado, equipos y repuestos, entre otras. Las fuentes señalan que los riesgos de descapitalización son crecientes, incluso para aquellos segmentos cuyos productos aguantan almacenamientos por largos períodos, porque en un entorno de incremento de la inflación, los costos de reposición se disparan.

Te podría interesar también