Clinton blinda su ventaja frente a Trump tras cerrar el FBI la disputa de los correos

// economiahoy.mx


La suerte está echada en una de las campañas presidenciales más críticas de la historia en Estados Unidos. A menos de 24 horas para que los ciudadanos acudan a la urnas para decidir quién será el nuevo inquilino de la Casa Blanca, así como la composición de ambas Cámaras del Capitolio, la candidata de los demócratas, Hillary Clinton, volvió a recuperar algo de oxígeno en las encuestas.

La candidata demócrata además podrá beneficiarse de un apoyo de última hora, tras la decisión del director del FBI, James Comey, de rechazar los cargos penales contra la Clinton por el asunto de los correos electrónicos. En opinión de Comey, los nuevos correos localizados en la investigación que se está llevando a cabo sobre Anthony Weiner, el polémico marido de la principal colaboradora de Clinton, Huma Abedin, no suponen ninguna práctica irregular de la candidata.

Según el último sondeo realizado por el Wall Street Journal y la NBC, la exsecretaria de Estado contaría con una ventaja de 4 puntos sobre su contrincante republicano, Donald Trump. La encuesta indica que la demócrata disfruta del 44% del favor de los votantes frente al 40% del empresario. Por su parte, el candidato libertario se llevaría el 6% de los votos mientras la candidata del partido de los verdes conseguiría un 2%.

La media de todas las encuestas que realiza el portal RealClear Politics coincide con la tendencia ascendente a favor de Clinton pero reduce la brecha 1.8 puntos con el republicano. Aún así hay que recordar que las elecciones a este lado del Atlántico no se deciden por el voto popular sino por el Colegio Electoral, cuyo cálculo se determina según el resultado en cada uno de los estados. Los más grandes cuentan con el mayor peso electoral y el ganador deberá asegurarse al menos 270 de los 538 electores.

Gran polarización

«Trump ganará las elecciones», reconoce a este periódico James Sweeney, un emprendedor de 32 años que apunta que el electorado busca un cambio, como lo hizo hace ocho años, «y este es el cambio más drástico que podemos conseguir en estos momentos». Aún así, Karina Huber, presentadora de televisión de 40 años, considera que «obviamente la ganadora de las elecciones será Hillary Clinton porque si no, el país se va a volver loco». «Tiene la experiencia y el temperamento para ser designada presidenta», añade. A la espera de conocer el resultado final, posiblemente en la madrugada del próximo martes al miércoles, las tensiones entre ambas campañas vuelven a estar a flor de piel a medida que los demócratas observan una mínima pero constante ventaja sobre sus rivales, que aspiran a dar la sorpresa.

Trump optó durante buena parte del fin de semana intentar su conquista de estados tradicionalmente demócratas, como Minnesota y Nevada, donde el voto por adelantado coloca a la demócrata como favorita. Precisamente, en este último estado, el servicio secreto se vio obligado a retirar al candidato republicano del escenario durante un evento en Reno después de que una de las pancartas de uno de los allí presentes que rezaba Republicanos contra Trump revolucionase a la multitud.

Tanto su hijo Donald Trump Jr, como su director de medios sociales, Dan Scavino, replicaron los mensajes de muchos partidarios de Trump en Twitter que hablaban de «intento de asesinato», cuando la realidad había sido bien distinta como más tarde pudo comprobarse.

El empresario volvió a cuestionar durante su periplo en un estado demócrata, los posibles fallos en el sistema de votaciones, señalando específicamente al condado de Clark, con un elevado nivel de población latino. «Es un sistema amañado. Es un sistema amañado, y vamos a vencerlo», dijo. Sin embargo, su elegido para optar a la vicepresidencia, el gobernador de Indiana, Mike Pence, intentó quitar hierro al asunto durante su intervención ayer en Fox News, donde reiteró que «la campaña ha asegurado que aceptará el resultado siempre y cuando este sea claro». Pence se refirió posteriormente a los derechos legales vigentes para investigar la situación en el caso de disputa. La renovada confianza de Clinton se ha visto impulsada por los primeros resultados del voto anticipado en Nevada y Florida. La oleada de votantes latinos en el condado Clark cuestionada por Trump impulsó la votación anticipada de los demócratas a 72,000 papeletas, una diferencia mucho más grande de la registrada hace cuatro años, cuando Obama ganó dicho estado por una diferencia de casi 7 puntos. Al mismo tiempo, en Florida, los votantes latinos han emitido aproximadamente el 14% del voto adelantado, superando el ritmo registrado en 2012, cuando Obama derrotó al republicano Mitt Romney por una diferencia ajustada.

Clinton comenzó el último fin de semana de campaña respaldada por un multitudinario concierto en Cleveland, donde Jay-Z y Beyoncé apoyaron a la candidata demócrata.

Te podría interesar también