Circuito refinador venezolano opera a un tercio de su capacidad

// Banca y Negocios @bancaynegocios


La red venezolana de refinerías opera alrededor de un tercio de su capacidad total, según indicaron a Reuters fuentes sindicales y trabajadores de PDVSA, en momentos en que la petrolera estatal enfrenta problemas de equipamiento tras años de falta de inversiones.

La refinería más grande del país, Amuay, operaba al 40 por ciento de su capacidad instalada de 645.000 barriles por día (bpd), con dos de sus cinco unidades de destilación de crudo fuera de servicio, dijo a Reuters el líder sindical Iván Freites, quien citó un informe interno.

Su flexicoquer permanece fuera de servicio, agregó Freites.

Un trabajador, quien solicitó el anonimato por no estar autorizado a dar declaraciones, confirmó la situación.

La refinería adyacente, Cardón, trabajaba al 38,7 por ciento de su capacidad total de 310.000 bpd, agregó Freites.

Mientras tanto, las refinerías más pequeñas de El Palito y Puerto La Cruz, con capacidades de 146.000 bpd y 187.000 bpd respectivamente, apenas refinaban crudo, según un dirigente sindical y un trabajador.

El Palito fue paralizada en octubre por un mantenimiento programado, según PDVSA. El líder sindical Freddy Alvarado dijo el miércoles que el complejo permanecía sin operar.

Las unidades de craqueo catalítico y alquilación de Puerto La Cruz han estado inoperativas desde principios de noviembre, según dijo un líder sindical este mes.

PDVSA no respondió a una solicitud de comentarios por parte de Reuters.

La producción de las refinerías de PDVSA ha mermado en los últimos meses y, según críticos, la tendencia es producto de la escasez de repuestos y falta de mantenimiento. La petrolera ha defendido su gestión y alega que sus unidades a menudo son blanco de sabotajes.

Te podría interesar también