China crea Banco Industrial y Comercial para invertir en Europa Central y Oriental

// EFE


El primer ministro chino, Li Keqiang, anunció en Letonia que el Banco Industrial y Comercial de China se encargará de la captación de recursos financieros en los mercados internacionales para una nueva entidad destinada a gestionar las inversiones chinas en europa Central y Oriental.

Los fondos serán captados «en los mercados internacionales en varias divisas», dijo sin precisar importes Li Keqiang en la quinta reunión de jefes de Estado y de Gobierno del denominado 16+1.

La intención de crear un instrumento de financiación ya se había anunciado anteriormente, pero sólo hoy se reveló que la entidad se llamará Sino CEEF Holding Company Limited.

No quedó clara si las operaciones de esta nueva compañía de inversiones supondrán un desafió o competirán con otras instituciones de la Unión Europea (UE) como el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD) o el Banco Europeo de Inversiones (BEI).

No obstante, si la nueva compañía busca activamente invertir y conceder préstamos en la región 16+1, formada por China, once estados miembros de la UE y otros cinco de Europa Central y Oriental, sería un paso agresivo por parte de ese país para entrar en un mercado financiero regional.

El primer ministro letón, Maris Kucinskis, dijo que Letonia, Polonia y República Checa han sido los primeros países en confirmar su participación en la nueva entidad de inversiones.

El primer ministro chino habló de impulsar la llamada plataforma 16+1 para promover las relaciones entre esa región y China en una reunión con los jefes de Estado y de Gobierno y de empresarios de los 16 países de Europa Central y Oriental.

El formato 16+1 se ve como una parte de los esfuerzos continuos de China por ganar presencia económica y, quizás de manera más sutil, política en una región que incluye tanto estados miembros de la UE como terceros países, según los expertos.

«Los chinos quieren estar en todos lados, están motivados por intereses económicos y quieren estar en regiones en crecimiento. La región 16+1 era un espacio en blanco para ellos hace algunos años», indicó Andrejs Pildegovics, secretario de estado en el Ministerio de Asuntos Exteriores letón.

Precisó que, hasta ahora, China se ha comprometido a invertir unos 5.500 millones de euros en la región, 3.500 de ellos en Hungría.

El interés de China en la región fue simbolizado por la llegada ceremoniosa de un tren a la capital letona, Riga, procedente de la ciudad industrial china de Yiwu, cargado con 42 contenedores de «prendas textiles, accesorios sanitarios y varios bienes de consumo» de producción china.

El primer ministro chino llegó ayer a Riga, donde firmó seis acuerdos con Letonia, entre ellos dos memorandos de entendimiento relativos a la Ruta de la Seda, iniciativa china para promover el transporte de sus bienes por tierra y mar hacia Europa.

«Me congratula que podamos firmar hoy un memorando tan amplio como ‘One Belt, One Road’ (‘Un cinturón, una ruta’)», subrayó ayer el jefe del Gobierno letón, al referirse a este proyecto para unir China y otras naciones asiáticas con Europa.

China y los 16 países de la región tenían previsto abordar tanto en la cumbre como en el foro económico asuntos como la cooperación en transporte y logística, pero también el turismo y el comercio.

El formato 16+1 incluye, además de a China, a Albania, Bulgaria, Bosnia Herzegovina, República Checa, Croacia, Estonia, Hungría, Letonia, Lituania, Macedonia, Montenegro, Polonia, Rumanía, Serbia, Eslovaquia y Eslovenia

Te podría interesar también