Chile prohíbe entrada a 100 funcionarios venezolanos y pide «supervigilancia» en la ONU

// AFP

Chile prohíbe entrada a 100 funcionarios venezolanos y pide «supervigilancia» en la ONU


Tras el duro informe de la Alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michele Bachelet, sobre la situación en Venezuela, Chile anunció la prohibición de ingreso al país de un centenar de allegados al gobierno de Nicolás Maduro.

Chile se suma a los países sudamericanos que han impuesto sanciones a personas vinculadas al gobierno venezolano. En enero, Colombia prohibió la entrada a más de 200 colaboradores de Maduro, mientras que Argentina le cerró las puertas a más de 400.

«Vamos a prohibir el ingreso a chile a más de 100 personas que están directamente ligadas con la dictadura de Venezuela. Son personas que son parte del gobierno venezolano», dijo a la prensa el presidente chileno Sebastián Piñera.

El mandatario conservador, que sustituyó a Bachelet al frente del gobierno chileno, también instó a su antecesora a que entregue «todos los antecedentes y evidencias que sustentan el informe a la Corte Penal Internacional» y que solicite al Consejo de DDHH de la ONU la creación de una comisión permanente que «supervigile» el respeto de los derechos humanos en Venezuela.

– Informe «lapidario» –

El informe sobre Venezuela da cuenta del asesinato de cerca de 7.000 personas desde 2018 por parte de las fuerzas de seguridad y asegura que el ejercicio de las libertades y los derechos fundamentales, como la libertad de expresión, son «un riesgo de represalias y de represión».

«Este último informe es lapidario, hay que tener mucha fuerza para leerlo por las atrocidades que comete el gobierno de Nicolas Maduro», declaró Guaraquena Gutiérrez, la representante en Chile del jefe del parlamento venezolano Juan Guaidó, presidente encargado que ha sido reconocido por medio centenar de países, entre ellos Chile.

Aunque Piñera hubiese deseado que el informe de la ONU hubiera llegado «más temprano», lo calificó de «necesario y útil para poder avanzar frente a los graves y trágicos problemas que afectan a Venezuela».

Bachelet elaboró el documento tras su reciente visita al país petrolero para conocer de primera mano la realidad de la crisis. Tras su estancia, Caracas liberó a 62 detenidos, entre ellos el periodista chileno-venezolano Braulio Jatar y la jueza Lourdes Afiuni.

El informe de Bachelet «es de una demoledora verdad», afirmó Jatar al canal de noticias 24 horas, quien además agradeció el interés de Bachelet por el arresto domiciliario en el que fue puesto desde 2017, luego de ser detenido un año antes tras tomar imágenes durante una protesta contra Maduro.

– Duro detractor –

Piñera ha sido uno de los más duros detractores del gobierno de Maduro por la crisis política, económica y social que vive Venezuela, que alberga las mayores reservas de crudo del mundo, y fue uno de los primeros gobernantes en reconocer a Guaidó como presidente interino de ese país.

«La mejor solución a la tragedia que vive el pueblo venezolano es que termine esta dictadura, que se constituya un gobierno de transición y que se llame lo antes posible a elecciones limpias, libres, transparentes y democráticas», afirmó Piñera.

Chile ha recibido en su embajada en Caracas a cerca de una decena de opositores venezolanos. Algunos de ellos lograron salir del país y se instalaron en Santiago. Asimismo, ha sido un activo miembro del Grupo de Lima, conformado en 2017 por más de una decena de países americanos para buscar una salida pacífica a la crisis venezolana.

Unos cuatro millones de venezolanos han abandonado su país, según datos la ONU, huyendo de la crisis económica atroz que ha reducido en más de la mitad el PIB del país. Unos 400.000 venezolanos han llegado a Chile, el tercer mayor receptor de estos migrantes detrás de Colombia y Perú. Santiago vaticina que en un año pueden llegar otros 300.000.

Te podría interesar también