¿Caída en el precio de las criptomonedas afecta al petro?

// Banca y Negocios @bancaynegocios

¿Caída en el precio de las criptomonedas afecta al petro?



El desplome del valor del bitcoin de los últimos días parece no obedecer a un factor puntual. El mercado de criptoactivos, en general, se ha venido abajo, entre otras razones, por una investigación que la Comisión de Valores (SEC) adelanta por ofertas iniciales (ICO) que no se ajustaban a la regulación.

El petro, criptomoneda del Estado venezolano que comenzó a comercializarse internamente el 29 de octubre, se puede adquirir a través de la plataforma petro solo con bitcoins y litecoins. En la fecha de arranque un bitcoin compraba 105 petros, este 20 de noviembre, después de un derrumbe de 16% solo en esa fecha, el principal criptoactivo del mundo podía comprar 73 petros.

El petro no se transa en los mercados internacionales. Si lo hiciera sería arrastrado por la caída de los últimos días y que aumentan la desconfianza de la viabilidad de las criptomonedas en el futuro.

Pero además, si teóricamente es un criptoactivo respaldado principalmente en el barril de petróleo local, se hubiese visto afectado por la fuerte caída del petróleo de las últimas dos semanas y que solo el martes retrocedió más de 6%.

Casi todas las monedas digitales han perdido valor recientemente, pero el petro mantiene su precio anclado a 60 dólares porque no fluctúa, está fijado por el Banco Central de Venezuela. Al mantener el precio estático difícilmente puede hablarse de un mercado, en el que normalmente actúan oferentes y demandantes y es esa interacción la que determina el precio de cualquier producto.

No hay operaciones fuera de Venezuela. Ninguna casa de intercambio internacional (exchange) ha listado el petro cuidándose de la prohibición impuesta por el gobierno de EEUU para transar cualquier moneda digital emitida por, para o en nombre del gobierno de Venezuela.

En su plataforma online, el petro había alcanzado el 20 de noviembre 1.618 bloques o transacciones.

La idea detrás de la venta del petro -sostienen algunos analistas- era la de obtener bitcoins u otra criptomoneda y a través de estas, dólares para sortear de alguna manera las sanciones impuestas al gobierno de Nicolás Maduro en agosto de 2017 por socavar la democracia y violar los derechos humanos.

Las monedas digitales compiten en un mercado transparente, sin embargo, parece estar dando muestras de agotamiento en un contexto en el que la desconfianza ha ido ganando espacio.

Te podría interesar también