Brasil recientemente comenzó a vender en sus farmacias el auto-tests “Action”, una prueba que detecta la presencia de VIH en el organismo, convirtiéndose en el primer país en Latinoamérica en comercializar estos exámenes.

Los primeros ejemplares llegaron aproximadamente hace una semana a los anaqueles de las farmacias de Rio de Janeiro. Se estima que a fina de mes estén disponibles en todo el país. Según la agencia AFP, esta innovación también se comercializa en Estados Unidos, reino Unido y Francia.

Este auto-test, aprobado por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), le permite saber al usuario si es seropositivo, pues, según datos de la fundación pública Fiocruz de investigaciones médicas, un estimado de 150.000 personas sobre un total de unos 800.000 infectados, ignoran que poseen el virus.

¿Cómo funciona?

Desarrollado por OranfeLife, empresa local, el test “Action”, su nombre original, funciona a partir de una gota de sangre que se mezcla con un producto reactivo que detecta anticuerpos que confirman la presencia de virus del sida.

El resultado se arroja después de transcurrir 20 minutos: una barra indica que la persona es seronegativa y dos que es seropositiva. Según sus creadores, la prueba es 99,95 confiable, “una tasa que supera a la que es realizada a partir de la saliva y se comercializa en Estados Unidos”, indica AFP.

El costo de la prueba varía entre 60 y 70 reales, lo que equivale a 18 y 21 dólares, aproximadamente. Según Marco Colovatti, director de la empresa, el test “Action” se fabrica en una industria ubicada en Río de Janeiro con capacidad de producir 100.000 unidades al mes.

Brasil ofrece tratamiento gratuito a quien sea diagnosticado seropositivo.

Comentarios