Brasil abre totalmente su sector aéreo al capital extranjero

// AFP

Brasil abre totalmente su sector aéreo al capital extranjero



El presidente saliente de Brasil, Michel Temer, firmó este jueves una ordenanza que abre totalmente la participación de capital extranjero en las compañías aéreas del país, actualmente limitado al 20%.

La medida entra en vigor de manera inmediata pero debe ser validada por el Congreso el año que viene. Su promulgación se propone estimular la competencia en el sector aéreo y podría beneficiar a Avianca Brasil, que esta semana se acogió a la ley de quiebras, declaró el jefe de gabinete, Eliseu Padilha.

«Esto resuelve la fuente de financiamiento para las compañías aéreas, que es uno de los principales problemas de la aviación brasileña», afirmó.

La decisión, agregó, fue consensuada con Paulo Guedes, futuro ministro de Economía del ultraderechista Jair Bolsonaro, que reemplazará a Temer el 1º de enero.

Guedes es un economista liberal, partidario de privatizar empresas estatales y de la apertura de los mercados.

La decisión llega dos días después de que Avianca Brasil, la cuarta principal compañía del país, se acogiera a la ley de quiebras, agobiada por una deuda acumulada de 493,8 millones de reales (126,6 millones de dólares) con varios proveedores.

Padilha, en declaraciones reproducidas por Agencia Brasil, negó que la medida estuviera destinada a favorecer a esa empresa, que podría de todos modos verse beneficiada.

«Con esta ordenanza, alguna empresa internacional podrá interesarse en recomponer las condiciones financieras de Avianca», sostuvo.

El gobierno también espera que la apertura estimule el turismo en el gigante latinoamericano.

«El turismo es una actividad con impacto económico. La medida proporciona, entre otros factores, el aumento de la conectividad aérea de Brasil, una de las principales escollos para el crecimiento del número de turistas internacionales», declaró el presidente de la Embratur, la empresa estatal de promoción del turismo.

La aerolínea Azul, tercera mayor compañía con una cuota de mercado de casi 20%, reaccionó en cambio con preocupación a la medida.

«Al no haber equilibrio de condiciones de competencia ni reciprocidad entre las compañías brasileñas y extranjeras, Azul se declara contraria a la propuesta y sostiene que la ausencia de contrapartidas no acarreará beneficios para las empresas aéreas de Brasil», afirmó esa firma en un comunicado.

El anuncio provocó un alza de las acciones de varias compañías aéreas.

Gol subió 5,26% en la Bolsa de Sao Paulo, cuyo índice Ibovespa de los principales valores cerró con un alza de 0,99%.

En declaraciones publicadas este jueves por el diario O Estado de S. Paulo, el futuro ministro de Infraestructura, Tarcísio Gomes de Freitas, afirmó que el gobierno de Bolsonaro pretende ceder bajo forma de concesiones toda la red de aeropuertos de Brasil y «acabar» con Infraero, el grupo estatal a cargo de la gestión de importantes terminales, en un máximo de tres años.

Te podría interesar también