Bolivia no tendrá este año un segundo aguinaldo tras un menor crecimiento

// EFE

Bolivia no tendrá este año un segundo aguinaldo tras un menor crecimiento



El pago del segundo aguinaldo navideño a los trabajadores bolivianos quedó descartado este año debido a que la economía creció un 3,38%, cuando era necesario un desarrollo superior al 4,5 por ciento entre julio de 2018 y junio de 2019, según información oficial difundida este miércoles.

«El crecimiento a 12 meses para el segundo trimestre es de 3,38 por ciento, lo cual implica que no habría pago del segundo aguinaldo, dado que este crecimiento se encuentra por debajo del 4,5 por ciento», explicó a los medios en La Paz el director del Instituto Nacional de Estadística (INE), Santiago Farjat.

El funcionario recordó que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) a 12 meses, de julio de un año a junio del siguiente, es el que se tiene en cuenta para definir la doble paga navideña.

El doble aguinaldo es una medida instituida en 2013 por el Gobierno de Evo Morales que ha sido celebrada por los trabajadores, pero criticada por los empresarios del país con el argumento de que ha provocado despidos y el cierre de pequeñas y medianas compañías.

Los privados cuestionan que el Gobierno establezca el pago del doble aguinaldo por el crecimiento promedio del PIB, debido a que hay sectores generadores de empleo que han tenido malos años.

El doble aguinaldo sí se pagó en 2018, aunque el Gobierno boliviano reglamentó que el 15 por ciento del beneficio sea utilizado para adquirir productos nacionales, a través de una especie de cuenta virtual de empresas registradas en un programa gubernamental.

Según Farjat, el crecimiento del PIB al segundo semestre de este año llegó a 3,13 por ciento, con un menor dinamismo explicado por la caída del 20,11 por ciento en el sector de hidrocarburos, uno de los principales sustentos de la economía boliviana.

Esta baja «se debe básicamente al sector externo», principalmente a que Brasil y Argentina, los dos principales socios comerciales de Bolivia, redujeron su demanda de gas natural.

En declaraciones a los medios en Santa Cruz, el gerente general del privado Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, reconoció que el no tener que pagar el doble aguinaldo este año «viene a ser un alivio para el sector empresarial».

«No deja de ser preocupante al mismo tiempo, en el sentido de confirmar que la tasa de crecimiento es extremadamente baja comparativamente a la expectativa que teníamos incluso para finalizar el año con un 4,5 por ciento», sostuvo Rodríguez.

A su juicio, para que la economía boliviana crezca más, hay que resolver el problema del déficit en la balanza comercial con políticas enfocadas en el sector exterior, como la promoción selectiva de exportaciones o la sustitución competitiva de importaciones.

Te podría interesar también