Bogotá se perfila como líder en servicios de salud en América Latina

// EFE

Bogotá se perfila como líder en servicios de salud en América Latina



Bogotá apunta a ser uno de los mayores mercados de salud de América Latina, pues la ciudad cuenta con más de 600 programas de formación en temas relacionados con la medicina y se prevé un crecimiento promedio anual del sector del 7,5% entre 2018 y 2022.

Así lo informó la agencia de promoción Invest in Bogota, que detalló que Colombia ocupa actualmente el primer puesto en el ranking de sistemas de salud de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en América Latina y cuenta con una cobertura de más del 95% de la población.

«El bajo gasto de bolsillo, la prestación del servicio, la mejora de las condiciones de salud de la población, entre otros, explican la buena clasificación del sistema de salud colombiano», agregó la información.

En ese sentido, la agencia de promoción valoró que en Bogotá se concentran el 21% de los prestadores del servicio de salud, el 31% de los graduados en carreras afines al sector, el 66% de los fabricantes farmacéuticos, el 65% de los distribuidores de medicamentos y el 72% de las compañías de dispositivos médicos.

Sin embargo, Invest in Bogota señaló que la ciudad tiene muchas opciones para crecer en el sector y como ejemplo de ello puso que el índice de camas por cada 1.000 habitantes es de 1,7, mientras que en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) es de 3,5.

Por otra parte, valoró que la capital colombiana tenga incentivos para las empresas del sector como la zona franca en salud, que supone un impuesto de renta preferencial del 20 %; importación de maquinaria e insumos libres de aranceles e IVA, y exportación de servicios libres del impuesto al valor agregado.

Es por ello que en los últimos años han hecho inversiones en la región de Bogotá compañías como la alemana B. Braun, que el mes pasado inauguró una fábrica de suturas quirúrgicas en la zona franca del municipio de Mosquera con el objetivo aumentar su producción de este producto con fines de exportación.

«En B. Braun creemos firmemente en el gran potencial que tiene Colombia. Su posición estratégica y el talento de su mano de obra lo hacen un país idóneo para el crecimiento, desarrollo y proyección del negocio de suturas a nivel mundial», manifestó el gerente general de la compañía para Colombia y Ecuador, Adolfo Ramón.

Por su parte el grupo L’Oréal destinó unos 30 millones de dólares para poner en operación una nueva planta de producción, neutral en carbono, en el municipio de Funza.

«Con la transformación y optimización de nuestra producción en Colombia estamos apuntando a que el país se convierta en un centro de producción regional, estratégico para suplir la demanda del mercado cosmético de América Latina», explicó el vicepresidente de la zona Américas de L’oréal, Frédéric Rozé.

Finalmente, la firma británica CPL Aromas inauguró una planta en el municipio de Tocancipá, cercano a Bogotá, con la que busca convertir a Colombia en el «hub» de fragancias de América Latina tras realizar una inversión de más de cinco millones de dólares.

«Por medio de la nueva planta, de 5.000 metros cuadrados, vamos a atender los mercados de México hasta la Patagonia y a ampliar las ventas al exterior», indicó a Efe en julio pasado el gerente de CPL Aromas, Germán Ronderos.

CPL Aromas, considerada la empresa de su tipo más grande del mundo y con plantas en Inglaterra, Hong Kong, Dubái y España, optó por instalarse a partir de la fecha en la zona franca de Tocancipá con el propósito de manejar desde allí la operación regional

Te podría interesar también